His Eye Is on the Sparrow / Sus Ojos Están en el Gorrión

La versión español esta después de la versión inglés.

WHILE HAVING LUNCH the other day in front of the TV, we were engrossed in an episode of “Taboo,” when Dudo suddenly leaped into the air in the middle of the living room. Just ahead of him, we noticed, was a sparrow. It had flown in through the open glass curtain on the terrace and then was likely chased until it found its way through my open bedroom window. I quickly hustled the cats into San Geraldo’s bedroom (it still surprises me how they listen to me) and closed the door. San Geraldo, meanwhile, attempted to catch the sparrow which had landed atop the air conditioning unit near the ceiling in the living room. The cats and I bided our time. Well, Moose and I did. Dudo paced. San Geraldo lost sight of the sparrow while precariously balancing on the arms of the two overstuffed chairs; and then the sparrow, of it’s own accord, flew out the door and off the terrace. I released the cats (the hyperactive Dudo and the curious Moose). Dudo found a sparrow “tuft” on the living room floor and spent the next few hours caressing it. (Click the images to feel the excitment.)

BY THE WAY, THANKS for tolerating me yesterday. San Geraldo and I had a good talk, which primarily means he hugged me and listened and, in that way, reminded me we’re all worthy of love — yes, even me. I’m doing so much better today. I’ll tell you one of these days about what goes on in my head when I crash. Meanwhile, I’m not reading the news for a few days. It helps.

.

MIENTRAS TENÍA ALMUERZO el otro día frente a la televisión, estábamos absortos en un episodio de “Taboo”, cuando Dudo de repente saltó al aire en medio de la salón. Justo delante de él, notamos, había un gorrión. Había volado a través de la cortina de vidrio abierta en la terraza y luego fue perseguido hasta que encontró su camino a través de la ventana abierta de mi habitación. Rápidamente metí a los gatos en la habitación de San Geraldo (todavía me sorprende que me escuchen) y cerré la puerta. San Geraldo, mientras tanto, intentó atrapar al gorrión que había aterrizado sobre la unidad de aire acondicionado cerca del techo en la sala de estar. Los gatos y yo aguardamos nuestro tiempo. Bueno, Moose y yo lo hicimos. Dudo se paseaba. San Geraldo perdió de vista al gorrión mientras se balanceaba precariamente en los brazos de las dos sillas; y luego el gorrión, por su propia voluntad, salió volando por la puerta y salió de la terraza. Liberé a los gatos (el hiperactivo Dudo y el curioso Moose). Dudo encontró un “mechón” de gorrión en el piso de la salón de estar y pasó las siguientes horas acariciándola. (Haz clic en las imágenes para sentir la emoción.)

POR CIERTO, GRACIAS POR tolerarme ayer. San Geraldo y yo tuvimos una buena conversación, que significa principalmente que me abrazó y escuchó y, de esa manera, me recordó que todos somos dignos de amor — sí, incluso yo. Lo estoy haciendo mucho mejor hoy. Te diré uno de estos días sobre lo que pasa por mi cabeza cuando me estrello. Mientras tanto, no estoy leyendo las noticias por unos días. Me ayuda.

.

Sus ojos están en el gorrión.
Y sé que él me mira
.

For the Birds / Para los Pájaros

I think I’m suffering the post-holiday blues. Given my life with clinical depression, I suffered the pre-holiday blues and the mid-holiday blues, as well. But, these past couple of days have been a bit worse than the rest.

Dudo and Moose don’t care. As long as there are birds to watch (and a drain hole to monitor). I wish I could be more like them.

Come to think of it, never mind. Although they both know how to chill, they can be even more anxiety prone than I. The sound of the door bell sends them scurrying into the closet. Nothing could make me scurry into the closet. Nothing.

Creo que estoy sufriendo la melancolia después de las fiestas. Dada mi vida con depresión clínica, también sufrí la melancolia previos a las fiestas y durante las fiestas. Pero, estos últimos días han sido un poco peores que el resto.

A Dudo y Moose no les importa. Mientras haya pájaros para observar (y un agujero de drenaje para monitorear). Desearía poder ser más como ellos.

Ahora que lo pienso, no importa. Aunque los dos saben cómo relajarse, pueden ser incluso más propensos a la ansiedad que yo. El sonido del timbre de la puerta los hace correr hacia el armario. Nada podría hacerme salir corriendo hacia el armario. Nada.

Dudo (bottom) and Moose and, the three photos below, just Dudo. / Dudo (abajo) y Moose y, las tres fotos de abajo, solamente Dudo.
I waved to Dudo from the street. He perked up and met me at the door; because I didn’t ring the bell. / Saludé a Dudo desde la calle. Se animó y me recibió en la puerta; porque no toqué el timbre.
Moose chills. / Moose se relaja.