From 26 to 30 / Desde 26 a 30

La versión español está después de la versión inglés.

MY DEAR OLD friend Mary (we’ve been friends since 1973) sent me some photos. I’m still waiting for her to scan them for me — ahem — but these skewed and distorted images will have to do until Mary gets her scanner working.

I drove up from Brooklyn in November 1979 to visit Mary who had moved to Boston. I fell in love with the city, found a job, and moved four months later. The photos on the street were taken in 1980. I think it was the 4th of July parade.

Mary introduced me to Brian, her best friend who became my dear and (first gay) friend, although I was still dating women at the time.

My sister Dale died 12 months after I arrived in Boston. I came out of the closet. Five months later I met San Geraldo. Fifteen months after that, he and I moved to Los Angeles. Seven months later, we were living in Washington, D.C. where I worked for U.S.News & World Report.

And that takes us to the final photo of me on a sofa with my feet on Mary’s lap.

It was 1984. Brian and Mary were sharing an apartment. I was in Boston on business and spent an extra two nights with them before heading home. Brian was not the best influence, but he was a true friend and I loved him. I won’t tell you what I did that night (partly because I have no idea what I did that night), but I was feeling no pain. Until the next morning!

That was the last time I saw Mary. She and Brian moved to Hawaii a few months later. Mary met the love of her life, married, and moved to the middle of the country. She’s still there, raised a son while earning more advanced degrees, and has been working with learning disabled teens ever since.

SG and I finally got to Hawaii in 1986, but Mary was already gone and Brian, our dear wonderful friend the “serial monogamist,” was living with his latest boyfriend. He eventually moved to San Diego so we were elated when SG got his job there in early 1993. But, at that same time, Brian was ill and returned to his family home in Massachusetts. We drove up to see him a couple of times. He died before we left for San Diego.

And that’s what ran through my head when I saw these pictures. Whenever, I think about what might have been — like taking my education more seriously and choosing a university better suited to my interests, I always think, ‘But then I never would have met Mary. And that was an exceptional friendship. And had I never met Mary, I never would have met Brian. Or moved to Boston. Or met San Geraldo.’ And I’m filled with gratitude for what I’ve had and have, for Dale, for Brian, for Mary, and for San Geraldo, and for so many other people in my life. All that from a few 40-year-old photos.

.

MI QUERIDA VIEJA amiga Mary (hemos sido amigos desde 1973) me envió algunas fotos. Todavía estoy esperando que los escanee por mí, ejem, pero estas imágenes distorsionadas tendrán que funcionar hasta que Mary haga funcionar su escáner.

Conduje desde Brooklyn en noviembre de 1979 para visitar a Mary, que se había mudado a Boston. Me enamoré de la ciudad, encontré un trabajo, y me mudé cuatro meses después. Las fotos en la calle fueron tomadas en 1980. Creo que fue el desfile del 4 de julio, el día de la independencia.

Mary me presentó a Brian, su mejor amigo que se convirtió en mi querido y (primer gay) amigo, aunque todavía estaba saliendo con mujeres en ese momento.

Mi hermana Dale murió 12 meses después de mi llegada a Boston. Salí del armario. Conocí a San Geraldo cinco meses después. Él y yo nos mudamos a Marina del Rey, California, 15 meses después de que nos conocimos. Siete meses después, vivíamos en Washington, D.C., donde trabajé para U.S.News & World Report.

Y eso nos lleva a la foto final de mí en un sofá con los pies en el regazo de Mary.

Era 1984. Brian y Mary estaban compartiendo un apartamento. Estuve en Boston por negocios y pasé dos noches con ellos antes de regresar a casa. Brian no fue la mejor influencia, pero era un verdadero amigo y lo amaba. No te diré lo que hice esa noche (en parte porque no tengo idea de lo que hice esa noche), pero no sentía dolor. Hasta la mañana siguiente!

Esa fue la última vez que vi a Mary. Ella y Brian se mudaron a Hawai unos meses después. Mary conoció al amor de su vida, se casó y se mudó a la mitad de los Estados Unidos. Ella todavía está allí, crió a un hijo mientras obtenía títulos más avanzados, y ha estado trabajando con adolescentes con discapacidades de aprendizaje desde entonces.

SG y yo finalmente llegamos a Hawai en 1986, pero Mary ya se había ido y Brian, nuestro querido y maravilloso amigo el “monogamista en serie”, estaba con un nuevo novio. Eventualmente se mudó a San Diego, así que estábamos eufóricos cuando SG consiguió su trabajo allí a principios de 1993. Pero, al mismo tiempo, Brian estaba enfermo y regresó a la casa de su familia en Massachusetts. Fuimos a verlo un par de veces. Murió antes de que nos fuéramos a San Diego.

Y eso fue lo que me pasó por la cabeza cuando vi estas fotos. Siempre que pienso en lo que podría haber sido, como tomar mi educación más en serio y elegir una universidad más adecuada para mis intereses, siempre pienso: ‘Pero entonces nunca habría conocido a Mary. Y si nunca hubiera conocido a Mary, nunca habría conocido a Brian. O se mudó a Boston. O conocí a San Geraldo’. Y estoy lleno de gratitud por lo que he tenido y tengo, por Dale, por Brian, por Mary, y por San Geraldo, y por muchas otras personas en mi vida. Todo eso de algunas fotos de 40 años.

Subtítulo de Mary: Verano – 1980. Nuestro primer año en Boston juntos.

Happy Kings! / ¡Feliz Reyes!

La versión español está después de la versión inglés.

ANOTHER HOLIDAY SEASON has come to an end. I can’t say I’m sorry to see it go. It’s exhausting being of good cheer.

Today is Three Kings Day (Epiphany) and, Tuesday, people are mostly back to work (at least those who have to work). It’s common to use shorthand when wishing people a happy holiday. Instead of saying “Happy Three Kings Day,” it’s “Happy Kings.” Likewise, it’s common to hear people say “Happy Year” instead of wasting all that breath on “Happy New Year.”

Last week, I saw another nativity scene (belén) in town, housed at a local Catholic brotherhood that maintains a couple of the important religious statues that are paraded through town during the year. I’ve seen this scene in years past and it doesn’t demonstrate the same refinement, energy, or magic as many others. It does, however, have a replica of the 20th-century church that sits in the center of our neighborhood.

Sunday afternoon, the Three Kings arrived by helicopter — exactly as described in the New Testament — and paraded through the city following festive floats filled with costumed people tossing candy to the crowds. My epiphany this year? I probably won’t bother with Fuengirola’s Three Kings Parade next year. I don’t know who half the cartoon characters even are.

The decorations will soon be gone and we’ll be left with our usual winter flowers in bloom, and orange trees filled with fruit and soon to have flowers that fill the city with their fragrance, and San Geraldo.

Don’t forget to click the pix.

.

OTRA TEMPORADA DE fiestas ha llegado a su fin. No puedo decir que lamento ver que se vaya. Es agotador ser de buen ánimo.

Hoy es el Día de los Reyes Magos (Epifanía) y, el martes, la mayoría de las personas han vuelto al trabajo (al menos las que tienen que trabajar). Es común utilizar la taquigrafía cuando se desea felices fiestas a las personas. En lugar de decir “Feliz Día de los Reyes”, es “Feliz Reyes”. Del mismo modo, es común escuchar a la gente decir “Feliz Año” en lugar de gastar todo ese aliento en “Feliz Año Nuevo”.

La semana pasada, vi otro belén ( belén) en el pueblo, alojado en una hermandad católica local que mantiene un par de las importantes estatuas religiosas que se exhiben en el pueblo durante el año. He visto esta escena en años pasados ​​y no demuestra el mismo refinamiento, energía o magia que muchos otros. Sin embargo, tiene una réplica de la iglesia del siglo XX que se encuentra en el centro de nuestro barrio.

El domingo por la tarde, los Reyes Magos llegaron en helicóptero — exactamente como se describe en el Nuevo Testamento — y desfilaron por la ciudad siguiendo carrozas festivas llenas de personas disfrazadas que arrojan dulces a las multitudes. ¿Mi epifanía este año? Probablemente no me moleste con el Desfile de los Reyes Magos de Fuengirola el año que viene. No sé quiénes son la mitad de los personajes de dibujos animados.

Las decoraciones pronto se habrán ido y nos dejaremos con nuestras flores de invierno habituales en flor, y naranjos llenos de fruta y pronto tendremos flores que llenen la ciudad con su fragancia, y San Geraldo.

No olvides hacer clic en los imágenes.

Blinded by the Light / Cegado por la Luz

La versión español está después de la versión inglés.

IN 1986, SAN Geraldo, accepted a position at Yale University and we moved from Washington, D.C., to New Haven, Connecticut. For the first year and a half, we rented a house in town. It was built in the 1920s in a traditional Georgian style — two-story with a side-gabled roof and symmetrical window placement. Inside, however, there was nothing traditional about the place. In the 1970s, the interior was gutted and completely redesigned. The new partial second floor had a large master bedroom (and bath) and an awkwardly shaped loft space that ran along part of the front of the house and overlooked the living room. It was a very cool house, although we would have designed it quite differently. We quickly tired of the crumbling mortar inside and the sleazy landlord who was trying to buy up a series of historic homes in the neighborhood so he could tear them all down and build condos.

Anyway, the living room had been opened up to the roof line, which meant we had a lot of room for a Christmas tree. So, we went to a tree farm and found a freshly cut 14-foot (4.2 meter) tree. We tied it to the top of our Honda Civic Wagon, convinced the gusting winds would flip the car (and us). But at least we got a lot of laughs from others on the road.

There was plenty of space in the house to allow for the spread when the branches dropped. San Geraldo climbed to the top of our very tall step ladder to string the lights. When he reached the top of the ladder, the treetop was still several feet above his head. We might have managed that but what we hadn’t thought about was that the taper of the tree and the direct vertical of the ladder left about a 5-foot gap. There was no way either of us was going to reach across that broad divide to decorate.

So, clever boys that we were, we taped together three cardboard gift-wrap tubes and taped the hook end of a wire coat hanger to that. San Geraldo climbed the ladder, reached the hook end down to me, I hooked the lights and ornaments, and he placed them all on the tree. We became quite proficient. We had at that time about 250 ornaments. We strung garlands of popcorn, cranberries, and ziti (pasta… uncooked) around the entire tree. We added 75 candy canes and 750 white lights. The lights were so bright that we had to look at the tree sideways or we’d be blinded. When the season was over, we sawed branches off the tree to ease its removal through double doors that led to the deck and backyard. The next year we reigned ourselves in. We had a 9-foot tree (our new living room only had 10-foot ceilings) 350 lights, and about 275 ornaments.

.

EN 1986, SAN Geraldo, aceptó un puesto en la Universidad de Yale y nos mudamos de Washington, D.C., a New Haven, Connecticut. Durante el primer año y medio, alquilamos una casa en la ciudad. Fue construido en la década de 1920 en un estilo georgiano tradicional: dos pisos con techo a dos aguas y colocación simétrica de ventanas. En el interior, sin embargo, no había nada tradicional en el lugar. En la década de 1970, el interior fue destripado y completamente rediseñado. El nuevo segundo piso parcial tenía un gran dormitorio principal (y baño) y un espacio tipo loft con forma incómoda que corría a lo largo de parte del frente de la casa y daba a la sala de estar. Era una casa muy chula, aunque la hubiéramos diseñado de manera bastante diferente. Rápidamente nos cansamos del mortero desmoronado en el interior y del sórdido propietario que estaba tratando de comprar una serie de casas históricas en el vecindario para poder derribarlas y construir condominios.

De todos modos, la sala de estar se había abierto a la línea del techo, lo que significaba que teníamos mucho espacio para un árbol de Navidad. Entonces, fuimos a una granja de árboles y encontramos un árbol recién cortado de 14 pies (4,2 metros). Lo ataron a la parte superior de nuestro Honda Civic Wagon, convencidos de que los fuertes vientos voltearían el auto (y a nosotros). Pero al menos recibimos muchas risas de otros en el camino.

Había mucho espacio en la casa para permitir la propagación cuando caían las ramas. San Geraldo subió a la cima de nuestra muy alta escalera de mano para enhebrar las luces. Cuando llegó a la cima de la escalera, la copa del árbol todavía estaba a varios pies por encima de su cabeza. Podríamos haberlo logrado, pero lo que no habíamos pensado era que el cono del árbol y la vertical directa de la escalera dejaban aproximadamente un espacio de 5 pies (1,5 metros). No había forma de que ninguno de los dos atravesara esa amplia división para decorar.

Entonces, muchachos inteligentes que éramos, unimos tres tubos de cartón para envolver regalos y unimos el extremo del gancho de una percha de alambre. San Geraldo subió la escalera, alcanzó el extremo del gancho hacia mí, enganché las luces y los adornos, y los colocó a todos en el árbol. Nos volvimos muy competentes. En ese momento teníamos alrededor de 250 adornos. Colgamos guirnaldas de palomitas de maíz, arándanos y ziti (pasta … sin cocinar) alrededor de todo el árbol. Agregamos 75 bastones de caramelo, y 750 luces blancas. Las luces eran tan brillantes que teníamos que mirar el árbol de lado o quedaríamos cegados. Cuando terminó la temporada, cortamos ramas del árbol para facilitar su extracción a través de puertas dobles que conducían a la cubierta y al patio trasero. Al año siguiente reinábamos. Teníamos un árbol de 9 pies (nuestra nueva sala de estar solo tenía techos de 10 pies) 350 luces y unos 275 adornos.

From one end of the loft, pre-tree. That’s SG’s “interesting” Aunt Mildred lounging during a spring-time visit.
Desde un extremo del loft, antes del árbol. Ella es la “interesante” tía Mildred de SG descansando durante una visita de primavera.
SG places the brass Santa at the top.
SG coloca al Papá Noel de bronce en la parte superior.

.

Hummus, Not Homos / Humus, No Homos

La versión español está después de la versión inglés.

THANKS TO OUR friends Karen and Sue, we’ve been introduced to an exceptional Lebanese restaurant in Fuengirola. The menu was translated into multiple languages for their international clientele. On the English version of the menu, “hummus” was mistakenly translated to “homos,” which I of course found very entertaining. It was, after all, a Lebanese restaurant, but NOT (sadly) a lesbian one.

It reminded me, appropriately, of a 1986 episode of the American sit-com “Golden Girls.” Check out the video at the bottom.

Meanwhile, the food, atmosphere, and service at MezzaNote were perfect. And of course the company could not be beat. Oh, of course I had my “homos” with meat.

.

GRACIAS A NUESTRAS amigas Karen y Sue, nos presentaron un restaurante libanés excepcional en Fuengirola. El menú fue traducido a varios idiomas para su clientela internacional. En la versión inglesa del menú, “hummus” se tradujo por error a “homos”, lo que por supuesto me pareció muy entretenido. Era, después de todo, un restaurante libanés, pero NO (tristemente) lesbiana.

Me recordó, apropiadamente, un episodio de 1986 de la comedia estadounidense “Golden Girls”, cuando Sophia, Dorothy, Rose y Blanche tienen una invitada que resulta ser lesbiana. Blanche se confunde con libanés. Y aunque Blanche no es lesbiana, se ofende mucho cuando se entera de que la huésped está enamorada de Rose y no de ella.

Mientras tanto, nuestra comida, el ambiente y el servicio en MezzaNote fueron perfectos. Y, por supuesto, la compañía no podría ser mejor. Ah, por supuesto que tenía mis “homos” con carne.

.

I Want Some Hot Stuff / Quiero Algo Caliente

La versión español está después de la versión inglés.

FUENGIROLA’S 11th ANNUAL Ruta de la Tapa Erótica (Route of the Erotic Tapa) began November 1st and runs through the 17th. This year the competition includes 73 restaurants around town vying to have the best erotic tapa (“spicy,” sexy, and funny) of the year. You get a tapa and drink for €2.50. I have my “Tapaporte” and, so far, I have two stamps. If I sample 10 tapas (and obtain 10 stamps), I can vote for my favorite, receive a free gift, and maybe win a prize — like a €2,000 travel voucher, an Apple iMac, an iPhone or Apple Watch, a Samsung 65″ TV, and more.

San Geraldo and I checked out Mesón Salvador, of course, for our first tapa erotica. My pal Luke’s parents and I love to meet around town to sample the entries. So, I had the joy of spending time Wednesday with Luke (soon to be 4) and his little brother, Beckett (2-1/2 months) — the smiliest and happiest little baby. He especially loves when I talk to him. I asked him if it’s because he loves my voice or because he thinks I’m funny looking. He just laughed some more.

.

LA 11a RUTA Anual de la Tapa Erótica de Fuengirola comenzó el 1 de noviembre y se extiende hasta el 17. Este año, incluye 73 restaurantes en la ciudad compitiendo por tener la mejor tapa erótica (“caliente”, sexy, y divertida) del año. Una tapa y una bebida para €2,50. Tengo mi “Tapaporte” y, hasta ahora, tengo dos sellos. Si pruebo 10 tapas (y obtener 10 sellos), puedo votar por mi favorito, recibir un regalo gratis, y tal vez ganar un premio, como un bono de viaje de € 2.000, un Apple iMac, un iPhone o Apple Watch, un televisor Samsung de 65″ y más.

San Geraldo y yo visitamos Mesón Salvador, por supuesto, para nuestra primera tapa erótica. A los padres de mi amiguito Luke y a mí nos encanta reunirnos en la ciudad para probar las entradas. Entonces, tuve la alegría de pasar tiempo el miércoles con Luke (que pronto cumplirá 4 años) y su hermano pequeño, Beckett (2-1/2 meses) — el bebé más sonriente y feliz. Especialmente ama cuando hablo con él. Le pregunté si es porque ama mi voz o porque cree que tengo un aspecto gracioso. Solo se rio un poco más.

.

Mesón Salvador: Pequeñitas pero Juguetonas / Tiny but Playful
“Palito” de pollo / Chicken “stick”
Bar El Río: Con Picardía / With Mischief
Taco de carrilada / Pork cheek taco

.