Lockdown Day 55: How High the Moon? / Encierro Día 55: ¿Qué Tan Alto de la Luna?

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD HOPED TO CATCH the different stages of the moon leading up to this week’s super flower moon. I didn’t plan, or keep track, very well.

I began my project Sunday (the first photo below) while I was on the beach watching some guy flip out. I missed Monday. I have no idea why. I remembered to take some pictures Tuesday (the second photo), a crystal clear night. Wednesday was cloudy most of the day. I was lucky, at first, to be able to find the moon at all. But then, finally, when all light was gone from the sky, there it was. A perfect moon shot.

And, thinking that Wednesday was the night of the supermoon, I didn’t even look at the moon Thursday. So I missed the last supermoon of 2020.

Click the images for a fuller moon.

.

TENÍA LA ESPERANZA DE ATRAPAR las diferentes etapas de la luna que conducen a la súperluna de las flores de esta semana. No planifiqué, ni hice un seguimiento, muy bien.

Comencé mi proyecto el domingo (la primera foto de abajo) mientras estaba en la playa viendo a un chico voltearse. Me perdí el lunes. No tengo ni idea de porqué. Recordé tomar algunas fotos el martes (la segunda imágen), una noche cristalina. El miércoles estuvo nublado la mayor parte del día. Tuve la suerte, al principio, de poder encontrar la luna. Pero entonces, finalmente, cuando toda la luz desapareció del cielo, allí estaba. Un tiro perfecto a la luna.

Y, pensando que el miércoles era la noche de la superluna, ni siquiera miré la luna el jueves. Así que me perdí la última superluna de 2020. Haz clic en las imágenes para obtener una luna más llena.

Supermoon 2019 / Superluna 2019

.

Lockdown Day 54: My Little Turn / Lockdown Day 54: Mi Pequeña Vuelta

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE BEEN MONITORING THE VIEW from our terrace, as well as searching the masked (and unmasked) masses when I’m out. I had just about given up all hope of finding fashion on the streets of Fuengirola during Covid-19. People are casually dressed but I found no clashing plaids, no plaids with botanicals, no verticals with horizontal stripes, no camo with camo with plaid. It’s obvious the tourists are responsible for much of the “style” we usually see on the streets.

But Tuesday evening, I found one individual bucking the dull local fashion trend. The pattern rebel viewed from the terrace is not native. But she’s still here.

A while later, a couple passed right in front of me as I walked down another street in town. I managed to grab a quick photo of his one-leg-shorter-than-the-other shorts! All is not lost. Fuengirola still has it. Or doesn’t have it.

But to ensure we don’t sacrifice our reputation, I’ve been practicing at home. The photo above is a detail of the lounge wear (i.e., pajama pants) that are part of my ensemble below.

.

HE ESTADO MONITOREANDO LA VISTA desde nuestra terraza, así como buscando las masas enmascaradas (y sin máscarilla) cuando estoy fuera. Casi había renunciado a toda esperanza de encontrar moda en las calles de Fuengirola durante Covid-19. La gente está vestida de manera informal, pero no encontré cuadros con cuadros, cuadros con botánicos, sin verticales con rayas horizontales, sin camuflaje con camuflaje con cuadros. Es obvio que los turistas son responsables de gran parte del “estilo” que solemos ver en las calles.

Pero el martes por la noche, encontré a una individua resistiendo la aburrida tendencia de la moda local. La rebelde de patrón visto desde la terraza no es nativa. Pero ella todavía está aquí.

Un rato después, una pareja pasó justo frente a mí mientras caminaba por otra calle de la ciudad. ¡Me las arreglé para tomar una foto rápida de sus pantalones cortos de una pierna más cortos que los otros! No todo está perdido. Fuengirola todavía lo tiene. O no lo tiene.

Pero para asegurarnos de no sacrificar nuestra reputación, he estado practicando en casa. La foto de arriba es un detalle de las pantalones que forman parte de mi traje en la parte inferior.

Shirt by Desigual, Pants by Old Navy, sneakers (and socks, unseen) by Puma, Underwear by Calvin Klein. Hat by Touch & Go Spain.

Camisa de Desigual, pantalones de Old Navy, zapatillas (y calcetines, no vistos) de Puma, ropa interior de Calvin Klein, sombrero (del camino). Sombrero de Touch & Go España.







.

I’ve said it before and so have Right Said Fred.
Lo dije antes y también lo ha dicho Right Said Fred.

Lockdown Day 50: Put a Fork in It / Encierro Día 50: Ponle un Tenedor

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO BAKED ANOTHER DELICIOUS apple cake Friday afternoon. After dinner, he cut us a couple of slices while I started to get the dishes organized for washing.

“Do we take a fork with that?” I heard him ask from across the kitchen.

“Yes,” I replied.

He cut our two slices and said, “I don’t think we take a fork but it looks good.”

“We always use forks,” I insisted.

“Really? I don’t think so.”

And then I looked over to discover he had cut the cake in half and then split one of those halves for our dessert. “Oh, wait,” I said, “Did you say ‘Do we take a fourth of that?’ I thought you said a fork!”

“Is this too much?” (Of course not.)

We ate half the cake. We split the other half into the usual four servings Saturday (and, no, we did not eat them all at once).

Speaking of clarity, we look forward to more when it comes to the rules regarding easing of restrictions. I won’t go into all the details of who can go out and when and for how long and with whom and what we can do when we’re out there. I’m sure points that need clarification will soon be clarified.

One peculiar point: Walks are limited to a kilometer from home, while sport (running, bicycling, skating, etc.) is limited to the municipality. My walk is my sport and some have interpreted that to mean we can go longer distances. But that’s an assumption. People have asked, “If we wear tracksuits, can we go further than a kilometer?” Since I’m not yet clear on the rules, I walked hither and yon within a kilometer of home.

My final stop before coming back home (because it was nearly 10:00) was the park a few minutes away that contains Roman ruins (fish salting plant, tile factory, baths). I was pleased to find the park re-opened. It’s a great place for a quiet walk and exploration away from the beach. More of that coming soon. No more apple cake, however, until SG bakes again.

So, click the images for the bigger picture.

.

SAN GERALDO HIZO OTRO delicioso tarta de manzana el viernes por la tarde. Después de la cena, nos cortó un par de rebanadas mientras yo comenzaba a organizar los platos para lavarlos.

“¿Tomamos un fork [tenedor] con eso?” lo escuché preguntar desde el otro lado de la cocina.

“Sí”, respondí.

Cortó nuestras dos rodajas y dijo: “No creo que tomemos un fork [tenedor], pero se ve bien”.

“Siempre usamos forks [tenedores]”, insistí.

“¿De verdad?” preguntó.

Y luego miré para descubrir que había cortado el pastel por la mitad y luego partió una de esas mitades para nuestro postre. “Oh, espera”, le dije, “¿Dijiste tomamos un fourth [cuarto] de eso?” ¡Pensé que habías dicho un fork [tenedor]!

Él preguntó: “¿Es eso demasiado?” (Por supuesto no.)

Comimos la mitad del pastel. Dividimos la otra mitad en las cuatro porciones habituales el sábado (y, no, no las comimos todas a la vez).

Hablando de claridad, esperamos más cuando se trata de las reglas relativas a la flexibilización de las restricciones. No voy a entrar en todos los detalles de quién puede salir y cuándo y por cuánto tiempo y con quién y qué podemos hacer cuando estamos allí. Estoy seguro de que los puntos que necesitan aclaración pronto se aclararán.

Un punto peculiar: Las caminatas se limitan a un kilómetro de casa, mientras que el deporte (correr, andar en bicicleta, patinar, etc.) se limita al municipio. Mi caminata es mi deporte y algunos han interpretado que eso significa que podemos recorrer distancias más largas. Pero eso es una suposición. La gente ha preguntado: “Si usamos chándales, ¿podemos ir más allá de un kilómetro?” Como todavía no tengo claras las reglas, caminé de aquí para allá dentro de un kilómetro de la casa.

Mi última parada antes de regresar a casa (porque eran casi las 10:00) fue el parque a pocos minutos que contiene ruinas romanas (planta de salazón, fábrica de azulejos, baños). Me complació encontrar el parque reabierto. Es un gran lugar para un paseo tranquilo y explorar lejos de la playa. Más de eso próximamente. No más pastel de manzana, sin embargo, hasta que SG hornee otra vez.

Entonces, haz clic para ver las imágenes más grande.

One-fourth with a fork. (Un cuarto con un tenedor.)

Lockdown Day 9: Gourmet Breakfast / Encierro Día 9: Desayuno Gourmet

SPAIN’S PRESIDENT PEDRO Sánchez announced Sunday that our two-week lockdown has been extended to four weeks. This news wasn’t unexpected and we’ll do whatever is needed and what is expected of us. We may sometimes whine, but we will not complain. We have it easy in comparison to so many others. We’re proud of Spain and, especially, of the people of Andalucía.

Meanwhile, we try to keep ourselves busy and productive at home. I’ve taken up cooking in earnest. It’s the truth! To prove it, I’ve shared a pictorial recipe of my latest breakfast. If you need me to write it out for you, I’d be happy to. But, somehow, I don’t think it will be necessary.

San Geraldo continues to try and compete with my kitchen brilliance. He’s been cooking dinners that we can have as leftovers for two other meals (usually served in a slightly different way). Saturday night he made beef stroganoff. He was upset, he told me, because he had confused the proportions of milk and flour. As if I would notice. I do, however, know the difference between milk and flour. The meal was delicious. If he keeps at it, he might even reach my level (although I hope he never sinks that low).

I didn’t appreciate how difficult creating a pictorial recipe would be. I had to go back in the kitchen several times after the fact, to reenact portions of the preparation. And, after all that, I forgot to share photos of the heating of the water for the tea. Our electric tea kettle is deceased, so it’s been back to the microwave every morning. I know. I know. It’s not quite as good as real boiled water. Then again, it suits the rest of my meal perfectly, don’t you think? Oh! I also broke the walnuts into smaller pieces before adding them to the bowl. And, yes, as a matter of fact I am getting a little slap happy.

.

EL PRESIDENTE PEDRO Sánchez de España anunció el domingo que nuestro encierro de dos semanas se ha extendido a cuatro semanas. Esta noticia no fue inesperada y haremos lo que sea necesario y lo que se espera de nosotros. A veces podemos quejarnos, pero no nos quejamos. Lo tenemos fácil en comparación con tantos otros. Estamos orgullosos de España y, especialmente, de la gente de Andalucía.

Mientras tanto, tratamos de mantenernos ocupados y productivos en casa. He empezado a cocinar en serio. ¡Es la verdad! Para probarlo, he compartido una receta pictórica de mi último desayuno. Si necesitas que te lo escriba, estaré encantado de hacerlo. Pero, de alguna manera, no creo que sea necesario.

San Geraldo continúa intentando competir con el brillo de mi cocina. Ha estado cocinando cenas que podemos tener como sobras para otras dos comidas (generalmente servidas de una manera ligeramente diferente). El sábado por la noche hizo stroganoff de carne. Estaba molesto, me dijo, porque había confundido las proporciones de leche y harina. (Como si me diera cuenta.) Sin embargo, sí sé la diferencia entre la leche y la harina. La comida estuvo deliciosa. Si sigue así, incluso podría alcanzar mi nivel (aunque espero que nunca se hunda tan bajo).

No aprecié lo difícil que sería crear una receta pictórica. Tuve que volver a la cocina varias veces después del hecho, para recrear porciones de la preparación. Y, después de todo eso, olvidé compartir fotos del calentamiento del agua para el té. Nuestra tetera eléctrica ha fallecido, por lo que ha regresado al microondas todas las mañanas. Lo sé. Lo sé. No es tan bueno como el agua hervida real. Por otra parte, se adapta perfectamente al resto de mi comida, ¿no te parece? Oh! También rompí las nueces en trozos más pequeños antes de agregarlas al tazón. Y sí, me estoy volviendo un poco loco.

.

Click the below images to increase the daily excitement.
Haz clic en las imágenes a continuación para aumentar la emoción diaria.

.

Nothing but the sounds of the sea and the breeze. Very strange.
Nada más que los sonidos del mar y la brisa. Muy extraño.

Lockdown Day 7: Chocolate Nuts / Encierro Día 7: Nueces Chocolates

La versión español está después de la versión inglés.

THERE ARE SO many ways to take one’s nuts and one’s chocolate. My current nuts are a variety from El Corte Inglés Supercor (the supermarket). They had a special deal: three containers for the price of two. So, although the prices are steep (nothing to do with coronavirus), I treated myself to three of walnuts and three of almonds. San Geraldo doesn’t especially like nuts (and he loathes walnuts as much as I loathe baked beans and beetroot). Anyway, it turns out SG had already bought a surprise for me at El Corte Inglés, a container of pistachios. These are some of my favorite snacks. So I’m in hog heaven.

And then there’s the chocolate. Since neither of us want you to think we’ve gone all saintly (well, there IS “San” Geraldo) SG baked a batch of his Beacon Hill Brownies. They’re exquisite. We’re heartbroken (no really, I mean it sincerely) we can’t share the brownies with any of our friends. So, we’re trying to behave.

We don’t have the brownies after dinner, nor do we have them with breakfast. After lunch is OK. Normally, we would fill two plates but, to demonstrate how mature we’ve grown, we each had a small bit of brownies and an entire apple for dessert.

If I’m being totally honest, had I been the one serving, I would have given us a lot more brownie.

.

HAY TANTAS MANERAS de tomar nueces … y chocolate. Mis nueces actuales son una variedad de El Corte Inglés Supercor. Tenían un trato especial: tres contenedores por el precio de dos. Entonces, aunque los precios son elevados (nada que ver con el coronavirus), me di el gusto de tres nueces y tres de almendras. A San Geraldo no le gustan especialmente las nueces (y detesta las nueces tanto como yo odio los frijoles horneados y la remolacha). De todos modos, resulta que SG ya me había comprado una sorpresa en El Corte Inglés, un contenedor de pistachos. Estos son algunos de mis bocadillos favoritos. Así que estoy en el cielo de los cerdos. (En inglés, se dice “hog heaven,” el cielo de los cerdos, como un lugar MUY especial; no se si es lo mismo en español.)

Y luego hay el chocolate. Como ninguno de nosotros quiere que pienses que nos hemos vuelto todos santos (bueno, hay “San” Geraldo), SG horneó un lote de sus Brownies de Beacon Hill. Son exquisitos. Estamos desconsolados (no, en serio, lo digo sinceramente), no podemos compartir los brownies con ninguno de nuestros amigos. Entonces, estamos tratando de comportarnos.

No tenemos los brownies después de la cena, ni los tenemos con el desayuno. Después del almuerzo está bien. Normalmente, llenaríamos dos platos pero, para demostrar cuán maduros hemos crecido, cada uno tenía un poco de brownies y una manzana entera como postre.

Si soy totalmente honesto, si hubiera estado sirviendo, nos hubiera dado más brownie.

.

It rained heavily all night but the sun is shining, for the moment.
Llovió mucho toda la noche, pero el sol brilla por el momento.

Click the below images to see more of less.
Haz clic en las imágenes a continuación para ver más de menos.