More walls / Más paredes

La versión en español está después de la versión en inglés.

I HAVEN’T JUMPED OFF ANY walls this weekend. I think I’ve learned my lesson (click here). However, yesterday after my exercise walk, I decided to sit on the beach and relax without my mask for 15 minutes. I had done so the day before, which I’ll tell you about in a moment.

This time, I thought I’d sit on a wall across the street from us. It’s off to the side, away from people, and greatly elevated from the sand. My triceps are strong, so I knew I could easily hoist myself up. The jump down wouldn’t be bad from a sitting position especially with the sand below, but I figured I could also just turn myself around and exit on the pavement side, which is not at all high (seriously). I put both palms on the wall and pressed. Ouch!!! I forgot about my bruised left palm, swollen ring finger, and sore right wrist — because they had all improved significantly. The ring finger is now more swollen, the palm more bruised, and the wrist more sore. I nixed that idea and instead leaned against the wall and looked out to sea. Ten minutes later, I headed upstairs for more paracetamol.

The day before, I had the brilliant and simple idea of sitting on the very low wall of rocks around a mound of lawn that was created to frame the giant fingers sculpture — with a palm tree where the palm of the hand should be. (Get it? Palm Tree?) Unfortunately, when I got there I discovered the mound had depleted from the rains over the years and most of the rocks were now below sand level. So, I lowered myself carefully to the sloping grass instead. I am trainable.

.

NO HE SALTADO DE NINGUNA pared este fin de semana. Creo que aprendí mi lección (haz clic aquí). Sin embargo, ayer después de mi caminata de ejercicio, decidí sentarme en la playa y relajarme sin mi máscara durante 15 minutos. Lo había hecho el día anterior, de lo cual te hablaré en un momento.

Esta vez, pensé que me sentaría en una pared al otro lado de la calle de nosotros. Está a un lado, lejos de las personas y muy elevado desde la arena. Mis tríceps son fuertes, así que sabía que podría levantarme fácilmente. El salto hacia abajo no sería malo desde una posición sentada, especialmente con la arena debajo, pero pensé que también podría darme la vuelta y salir por el lado del pavimento, que no es del todo alto (en serio). Puse ambas palmas en la pared y presioné. ¡¡¡Ay!!! Olvidé mi palma izquierda magullada, el dedo anular hinchado, y la muñeca derecha adolorida — porque todos habían mejorado significativamente.. El dedo anular ahora está más hinchado, la palma más magullada, y la muñeca más dolorida. Yo rechacé esa idea y en su lugar me apoyé contra la pared y miré hacia el mar. Diez minutos después, subí las escaleras para tomar más paracetamol.

El día anterior, tuve la brillante y simple idea de sentarme en la pared muy baja de rocas alrededor de un montón de césped que fue creado para enmarcar la escultura de los dedos gigantes — con una palmera donde debería estar la palma de la mano. (¿Lo entiendes? ¿Palmera?) Desafortunadamente, cuando llegué allí, descubrí que el montículo se había agotado por las lluvias a lo largo de los años y que la mayoría de las rocas estaban ahora por debajo del nivel de la arena. Entonces, me bajé cuidadosamente a el cespéd inclinado. Soy entrenable.

The black dog kept trying to jump up on the wall for a peak.
El perro negro seguía intentando saltar en la pared para echar un vistazo.
Walls with hibiscus.
Paredes con hibiscos.
Friday, sitting on the grass.
El viernes, sentado en la césped.
Where I sat, in front of the “palm tree.”
Donde me senté, frente a la “palmera”.
A jump I knew I’d survive… and I did.
Un salto que sabía que sobreviviría … y lo hice.
Saturday, the view of where I sat on Friday.
Sábado, la vista de donde me senté el viernes.
The triceps weren’t the problem.
Los tríceps no eran el problema.

Learning to walk / Aprendiendo a andar

La versión en español está después de la versión en inglés.

I JUST SHUT DOWN AND restarted my computer and, still, PhotoShop will not open. This is not a good day for this. Yesterday, I was unable to open Microsoft Excel. I finally gave up. It’s not the end of the world, but the inside of my head hasn’t been great recently and everything seems like a big deal. A siesta is definitely in order.

I was diagnosed with Type 2 diabetes in recent years. Genetics. The specialty nurse at the health center can be a bit alarmist. I have calluses on my feet. Nothing awful. And, although everything was fine she was very concerned and told me I must see a podiatrist. I did, finally, this morning. He told me my feet were perfect. The two spots with calluses on my left foot, he said, are a result of the way I walk. He asked if I had lower back pain on the left side. I told him about my sciatica. No surprise, he said. He feels it can be resolved without shots and without medication. All I have to do is learn how to walk. I’ll be going back for evaluation … and lessons.

So, despite wanting to throw my iMac off the terrace, I’m very pleased to be old enough to no longer have braces on my teeth. And, soon, I might even know how to walk correctly. Ah, the wonders of growing up.

The cats had their own trauma the other day. I don’t have air-conditioning in my office. I finally figured out that if the AC is on in the living room, all I have to do is set a fan by my door blowing in and the room is comfortable. The fan in that new position threw the cats for a loop. They see the fan all the time. It’s just never been in that particular spot blowing in that particular direction. Dudo stopped short and watched it for a half hour before entering. Moose watched the fan and then watched Dudo watch the fan. They adjusted. Oh, to be one of our cats.

.

ACABO DE APAGAR Y REINICIÉ mi ordenador y, aún así, PhotoShop no se abrirá. Este no es un buen día para esto. Ayer no pude abrir Microsoft Excel. Finalmente me di por vencido. No es el fin del mundo, pero el interior de mi cabeza no ha sido excelente recientemente y todo parece un gran problema. Una siesta está definitivamente en orden.

Me diagnosticaron diabetes tipo 2 en los últimos años. Genética. La enfermera especializada en el centro de salud puede ser un poco alarmista. Tengo callos en mis pies. Nada horrible. Y, aunque todo estaba bien, estaba muy preocupada y ella y mi doctora me dijeron que debía ver a un podólogo. Lo hice, finalmente, esta mañana. Me he dicho que mis pies eran perfectos. Los dos puntos con callosidades en mi pie izquierdo, dijo, son el resultado de mi forma de caminar. Le pregunté si tenía dolor de espalda baja en el lado izquierdo. Le conté sobre mi ciática. No es de extrañar, dije. Él siente que se puede resolver sin vacunas y sin medicamentos. Todo lo que tengo que hacer es aprender a caminar. Regresaré para evaluación … y lecciones.

Entonces, a pesar de querer tirar mi iMac de la terraza, estoy muy contento de ser lo suficientemente mayor como para no tener más frenos en mis dientes. Y, pronto, incluso podría saber cómo caminar correctamente. Ah, las maravillas de crecer.

Los gatos tuvieron su propio trauma el otro día. No tengo aire acondicionado en mi oficina. Finalmente descubrí que si el aire acondicionado está encendido en el salón, todo lo que tengo que hacer es encender un ventilador junto a mi puerta y la habitación es cómoda. El ventilador en esa nueva posición lanzó a los gatos a dar una vuelta. Ven al ventilador todo el tiempo. Simplemente nunca ha estado en ese lugar en particular que sopla en esa dirección en particular. Dudo se detuvo en seco y lo observó durante media hora antes de entrar. Moose miró al ventilador y luego vio a Dudo mirar al ventilador. Se ajustaron. Oh, ser uno de nuestros gatos.

Moose waiting for us to finish dinner.
Moose esperando que terminemos la cena.
Dudo on the terrace.
Dudo en la terraza.
Dudo in his favorite spot in my office.
Dudo en su lugar favorito en mi oficina.
Dudo in his favorite spot in life — on my lap, in bed, being petted. Until he falls asleep (usually next to San Geraldo).
Dudo en su lugar favorito de la vida: en mi regazo, en la cama, siendo acariciado. Hasta que se duerme (generalmente al lado de San Geraldo).

My Fetish / Mi Fetiche

La versión español está después de la versión inglés.

ONE AFTERNOON, WHILE we were having lunch in a restaurant in Palm Springs, California, with My Mother the Dowager Duchess and our dear friend Judyshannonstreetwhat (click here), The Dowager Duchess matter-of-factly inquired, “Mitchell, do you still have that foot fetish?”

After Judy’s coughing fit subsided, I explained.

During the many years that I carried around a sketchbook I often sketched my feet — my hands, too. Simply because they were there, easily posed, and cooperative models. Judy believed my explanation. I wish all my youthful secrets The Duchess so readily shared were as easy to explain away. Here are some examples of my fetishes.

.

UNA TARDE, MIENTRAS estábamos almorzando en un restaurante en Palm Springs, California, con Mi Madre La Duquesa Viuda y nuestra querida amiga Judyshannonstreetwhat (haz clic aquí), La Duquesa Viuda preguntó de manera casual: “Mitchell, todavía tienes ese fetiche de pies?

Después de que el ataque de tos de Judy cedió, expliqué.

Durante los muchos años que llevé un cuaderno de bocetos, a menudo dibujaba mis pies, también mis manos. Simplemente porque estaban allí, planteados fácilmente, y modelos cooperativos. Judy creyó mi explicación. Ojalá todos los secretos juveniles que La Duquesa compartió tan fácilmente fueran tan fáciles de explicar. Aquí hay algunos ejemplos de mis fetiches.

It’s good The Duchess never saw this sketch or she would have asked about my nipple fetish.
Es bueno que La Duquesa nunca haya visto este boceto o ella habría preguntado por mi fetiche de pezón.