Yeah, Baby, She’s Got It / Sí, Bebé, Ella Lo Tiene

La versión español está después de la versión inglés.

THE FIRST PHOTO below was taken in early May of 2013, less than three months after our arrival in Fuengirola. She was the subject of my first Fuengirola Fashion blog post (click here). Little did I know how much more was to come. I was told at the time that she was from Finland. I don’t think she lives here year-round, but I have seen her again over the years. Well, I’m pleased to report she’s back again. And she’s still got it.

.

LA PRIMERA FOTO a continuación fue tomada a principios de mayo de 2013, menos de tres meses después de nuestra llegada aquí a Fuengirola. Ella fue el tema de mi primera entrada sobre la Moda Fuengirola (haz clic aquí). Poco sabía cuánto más vendría. En ese momento me dijeron que era de Finlandia. No creo que viva aquí todo el año, pero la he vuelto a ver a lo largo de los años. Bueno, me complace informar que ha vuelto otra vez. Y ella todavía lo tiene.

May 2013 / mayo 2013
November 2019 / noviembre 2019

.

According to Emily Dickinson / De Acuerdo a Emily Dickinson

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE BEEN A bit moody lately. Can you imagine?
If you know me at all, you can imagine.

I’ve tried to figure out what’s bringing me down THIS time.

Summer is over.
But I live on the Costa del Sol where it often feels like summer even when it’s not.

Our months of activity and travel have settled down.
But I wanted them to settle down.

We are surrounded by some pretty wonderful people.
We’re also surrounded by the rest of the human race (not all so wonderful).

San Geraldo has been suffering with seasonal allergies.
But, he made his excellent chicken soup (OK, that’s still kind of sad; SOMEONE should have made it FOR him). Although I did buy nice rolls at the bakery and Häagen-Dazs ice cream for dessert.

And, finally, it’s November and winter is approaching.
American poet Emily Dickinson (1830–1886) once wrote to a friend: “November always seemed to me the Norway of the year.” I wish this November would seem that way to me. THEN I’d be happy (maybe).

Speaking of Norway, I recently finished that book I bought for San Geraldo at Cousin Tora’s favorite bookstore in Trondheim (click here). Just as the title said: They [DO] both die at the end! Poor choice?

And speaking of choices, take a walk around town with me.

.

HE ESTADO UN poco malhumorado últimamente. ¿Puedes imaginar?
Si me conoces, te lo puedes imaginar.

He tratado de descubrir qué me está deprimiendo ESTA VEZ.
Se acabó el verano. Pero vivo en la Costa del Sol, donde el verano a menudo parece verano incluso cuando no lo es.

Nuestros meses de actividad y viajes se han calmado.
Pero quería que se establecieran.

Estamos rodeados de gente maravillosa.
También estamos rodeados por el resto de la raza humana (no todos son tan maravillosos).

San Geraldo sufre de alergias estacionales.
Pero, él hizo su excelente sopa de pollo (OK, eso todavía es un poco triste; ALGUIEN debería haberlo hecho por
ÉL). Aunque compré buenos panecillos en la panadería y el helado Häagen-Dazs para el postre.

Y, finalmente, es noviembre y se acerca el invierno.
La poeta estadounidense Emily Dickinson (1830-1886) le escribió una vez a una amiga: “Noviembre siempre me pareció la Noruega del año”.
Deseo que este noviembre me parezca así. ENTONCES sería feliz (quizas).

Hablando de Noruega, recientemente terminé el libro que compré para San Geraldo en la librería favorita de Prima Tora en Trondheim (haz clic aquí).
Y como dice el título: ¡Ambos mueren al final! ¿Mala elección?

Y hablando de opciones, dé un paseo por la ciudad conmigo.

Fashion Week / La Semana de la Moda

La versión español está después de la versión inglés.

I ARRIVED IN New York for the tail end of Fashion Week. I didn’t bother attending any events, however, because when one is constantly being bombarded with the latest stylistic trends, one doesn’t need to waste one’s time on those uninspired designers. Check out what’s hot from Mediterranean shores to both sides of the East River.

.

LLEGUÉ A NUEVA York para el final de Fashion Week (la Semana de la Moda). Sin embargo, no me molesté en asistir a ningún evento, porque cuando uno está siendo constantemente bombardeado con las últimas tendencias estilísticas, no necesita perder el tiempo con esos diseñadores poco inspirados. Mira lo que es genial desde las orillas del mar Mediterráneo a ambos lados del East River (Rio Este).

What to wear (or not) to a hotel breakfast in Sortland, Norway.

Qué ponerse (o no) en el desayuno de un hotel en Sortland, Noruega.

Fuengirola

Something New:
Capris Pants & Caprisiteensies?

Algo Nuevo:
Pantalones Capri y Capricitos?







Boerum Hill, Brooklyn
Cruising Chelsea, Manhattan / Cruzando Chelsea
And back to the cutting edge Costa del Sol.
Y de vuelta a la contemporánea Costa del Sol.

She was with plaid man in the next photo. I thought her dress was quite nice until I noticed the awkward position of the center butterfly. It was the same in front… which was even more awkward.

Ella estaba con el hombre a cuadros en la siguiente foto. Pensé que su vestido era bastante bonito hasta que noté la posición incómoda de la mariposa central. Era lo mismo en el frente … lo que lo hacía aún más incómodo.











He should have floated like a butterfly. Instead, he stung like a bee.

Él debería haber flotado como una mariposa. En cambio, picó como una abeja.









And let’s not forget my new glasses.
Y no olvidemos mis gafas nuevas.

The Whims of August / Los Caprichos de Agosto

AUGUST IS IN full swing, which means reservations are needed for lunch and dinner, parking is almost an impossibility, and there’s often a long wait for the elevators in our building. Fortunately, we live on the 3rd floor; I almost always take the stairs anyway. It also means the Fashion Police are on vacation. There are so many people in town that it’s not easy to (surreptitiously) get clear shots of the bold styles. Here are a few I’ve managed to catch.

.

AGOSTO ESTÁ AQUÍ, lo que significa que se necesitan reservaciones para el almuerzo y la cena, el estacionamiento es casi imposible, y a menudo hay una larga espera para los ascensores en nuestro edificio. Afortunadamente, vivimos en la tercera planta; casi siempre tomo las escaleras de todos modos. También significa que la “Policía de la Moda” están de vacaciones. Hay tanta gente en la ciudad que no es fácil obtener (subrepticiamente) fotos claras de los estilos atrevidos. Aquí hay algunos que he logrado hacer.

Do You Tuck? / ¿Lo Ocultas?

La versión español está después de la versión inglés.

I’M TALKING ABOUT clothing labels. But, first, do you remove overly large or annoying (well, they annoy ME) labels from your clothing? Do you make sure all labels that remain are carefully tucked and hidden from view? If you carry any kind of shoulder bag, do you always double-check to ensure the strap is not twisted? Belts? Are you mortified if you discover you missed a loop? If you answered “yes” to all these questions, you’re like me. And you therefore have my sympathy.

San Geraldo doesn’t care. Every morning, when we walked down the stairs, I would untwist his shoulder strap from behind. Every morning! (You’d think he would have gotten it right at least once.) But he finally had it and told me to stop doing so. I listened. After all, it was my issue, not his. However, I would quickly get alongside him so I wouldn’t have to look at the hideously twisted strap. He told me last week finally that, if it really bothers me, I can straighten his strap. It does. So I do. Thank you for understanding me, San Geraldo.

And, as for strangers: It takes all my self-control to not walk over and untwist their straps and tuck in their labels. Bras, underwear, shirts, blouses. Makes no difference. Sometimes I feel like I might explode if I don’t “fix” things. So far I’ve managed to control my urges. But it’s only a matter of time. Especially when a bathing suit has slid low on the ass and the untucked label aligns with the crack. It makes me crazy. One of these days I’m going to walk up behind them, pull up the shorts and then push in the label. Or maybe I’ll push the label in first. It depends.

.

ESTOY HABLANDO DE etiquetas de ropa. Pero, primero, ¿quitas etiquetas demasiado grandes o molestas (bueno, ME molestan) de tu ropa? ¿Se asegura de que todas las etiquetas que quedan estén cuidadosamente ocultas y ocultas a la vista? Si lleva algún tipo de bandolera, ¿siempre verifica dos veces para asegurarse de que la correa no esté torcida? Cinturones? ¿Estás mortificado si descubres que te perdiste un bucle? Si respondiste “sí” a todas las preguntas, eres como yo. Y por lo tanto, tienes mi simpatía.

A San Geraldo no le importa. Todas las mañanas, cuando bajábamos las escaleras, le quitaba la correa del hombro por detrás. ¡Cada mañana! (Uno pensaría que lo habría hecho bien al menos unas veces). Pero finalmente me dijo que dejara de hacerlo. Escuché. Después de todo, era mi problema, no el suyo. Sin embargo, rápidamente me uniría a él para no tener que mirar la correa horriblemente retorcida. Finalmente me dijo la semana pasada que, si realmente me molesta, puedo enderezar su correa. Lo hace. Así que hago. Gracias por entenderme, San Geraldo.

Y, en cuanto a los extraños: se necesita todo mi autocontrol para no caminar y desenroscar sus correas y meter sus etiquetas. Sujetadores, ropa interior, camisas, camisetas, blusas. No hace diferencia. A veces siento que podría explotar si no “arreglo” las cosas. Hasta ahora he logrado controlar mis impulsos. Pero es solo cuestión de tiempo. Especialmente cuando un traje de baño se ha deslizado hasta el fondo y la etiqueta despegada se alinea con la hucha. Eso me vuelve loco. Uno de estos días voy a caminar detrás de ellos, levantar los pantalones y luego presionar la etiqueta. O tal vez presionaré la etiqueta primero. Depende.

I’d probably pull up the shorts BEFORE I tucked the label.
Probablemente tiraría de los pantalones cortos ANTES de ocultar la etiqueta.