Life on Ex-Lax / La Vida en Ex-Lax

ON ONE OF my walks around the neighborhood near my hotel in Brooklyn in September, I passed a building branded “EX LAX INC.” It turns out it’s the former Ex-Lax headquarters and factory that has since been converted to condos (my cousin Allen looked it up when I mentioned it the next day). I’ve since checked out the availability of units and learned that prices start around $1.2 million. Talk about a run for your money! I checked out the floor plans and, although some looked very charming, I couldn’t find an apartment with more than 1-1/2 bathrooms. In the Ex-Lax building!

The remainder of the photos today are of other scenes around Brooklyn when Ex-Lax was the last thing on anyone’s mind.

.

EN UNO DE mis paseos por el vecindario cerca de mi hotel en Brooklyn en septiembre, pasé por un edificio con la marca “EX LAX INC”. Resulta que es la antigua sede y fábrica de Ex-Lax que desde entonces se ha convertido en condominios (mi primo Allen lo miró cuando lo mencioné al día siguiente). Desde entonces, verifiqué la disponibilidad de unidades y aprendí que los precios comienzan alrededor de $1.2 millones. ¡Hable sobre un plazo para su dinero! Revisé los planos de planta y, aunque algunos parecían muy encantadores, no pude encontrar un apartamento con más de 1-1/2 baños. En el edificio Ex-Lax!

El resto de las fotos de hoy son de otras escenas alrededor de Brooklyn cuando Ex-Lax fue lo último en lo que nadie pensó.

How would you like to tell people you live in “The Ex-Lax”?
¿Cómo le gustaría decirle a la gente que vive en “El Ex-Lax”?
Tres dormitorios y solamente 1-1/2 baños. “PR” significa Powder Room que es un lavadero y aseo. “Master Bath” es el baño principal.
In a shop window on Smith Street. With the amount of crap coming out of his mouth, he should change his name to Ex-Lax.
En un escaparate de la calle Smith. Con la cantidad de mierda que sale de su boca, debería cambiar su nombre a Ex-Lax.
The day the Kid Brother and I went to Nathan’s for our annual hot dog fix, a TV station was interviewing this year’s winners of Nathan’s Hot Dog Eating Contest. No records were beaten.
El día que El Hermanito y yo fuimos a Nathan’s para nuestra dosis anual de hot dogs, una estación de televisión estaba entrevistando a los ganadores de este año del concurso de comida de hot dogs de Nathan’s. No se batieron registros.
Champions, left to right: 31 (in 2017), 34 and 41 hot dogs consumed. My personal best is 7.
Campeones, de izquierda a derecha: 31 (en 2017), 34 y 41 hot dogs consumidos. Mi mejor marca personal es 7.
She has won four years in a row.
Ella ha ganada cuatro años seguidos.
And speaking of blow-outs, Paul’s daughter on the Coney Island Boardwalk was blown off the roof during Hurricane Sandy in 2012.
Y hablando de reventones, Paul’s Daughter (La Hija de Pablo) en el Boardwalk (paseo marítimo) de Coney Island se voló del techo durante el huracán Sandy en 2012.
A bunch of crap awaiting pick-up (often for days) on NYC streets. Charming.
Un montón de caca en espera de recogida (a menudo durante días) en las calles de Nueva York. Encantador.
One last photobomb with The Kid Brother at Mia’s Bakery.
Una última fotobomba con El Hermanito en Mia’s Bakery (Panadería de Mia).

Easter Island African Elephants / Isla de Pascua Elefantes Africanos

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE LATELY BEEN stewing about the fact that when we planned our move to Spain back in 2010, we talked about all the European travel we could easily do. It’s been nearly eight years and we’ve done very little. Two trips to the United States every year for the first six years, and now one a year to visit The Kid Brother, use up the travel budget very quickly. We used to complain about having to stay with the Dowager Duchess instead of being able to stay in the heart of the city. Now that the Dowager Duchess is gone and we do get to stay in the heart of the city, we have to pay New York City prices for a hotel. Even a crummy hotel in the Dowager Duchess’s old neighborhood costs a small fortune.

We have, however, not only been to New York but to other parts of the United States; we’ve been to London for a fun and frigid few days; to northern and southern Norway; and to many cities and white villages in Spain. I also realized that we could do a day trip every day of the year and still not experience all the wonder that’s right here. So, never mind. Today, I went for an 8-km (5-mile) walk along the coast. What I saw satisfied my wanderlust — for another day.

.

ÚLTIMAMENTE, HE ESTADO pensando en el hecho de que cuando planeamos nuestro traslado a España en 2010, hablamos de todos los viajes europeos que podríamos hacer fácilmente. Han pasado casi ocho años y hemos hecho muy poco. Dos viajes a los Estados Unidos cada año durante los primeros seis años, y ahora uno por año para visitar El Hermanito, agotan el presupuesto de viaje muy rápidamente. Solíamos quejarnos de tener que quedarnos con La Duquesa Viuda en lugar de poder quedarnos en el corazón de la ciudad. Ahora que La Duquesa Viuda ya no está y podemos quedarnos en el corazón de la ciudad, tenemos que pagar los precios de la ciudad de Nueva York por un hotel. Incluso un hotel desagradable en el antiguo barrio de la duquesa viuda cuesta una pequeña fortuna.

Sin embargo, no solo hemos estado en Nueva York sino en otras partes de los Estados Unidos; hemos estado en Londres por unos días divertidos y fríos; al norte y sur de Noruega; y a muchas ciudades y pueblos blancos de España. También me di cuenta de que podíamos hacer un viaje de un día todos los días del año y aún no experimentar todas las maravillas que hay aquí. Así que no importa. Hoy, fui a dar un paseo de 8 km (5 millas) a lo largo de la costa. Lo que vi satisfizo mi pasión por los viajes — para otro día.

I don’t really know where this guy is from. He doesn’t look like anyone from Easter Island. But he greeted me halfway up the hill.
Realmente no sé de dónde es este hombre. No se parece a nadie de la Isla de Pascua. Pero me saludó a mitad de la colina
The African elephants are outside Holiday World Resort in Benalmádena.
Los elefantes africanos están fuera de Holiday World Resort en Benalmádena.

I Just Told Ya! / ¡Acabo de Decirte!

La versión español está después de la versión inglés.

Another weekly conversation with The Kid Brother. Another comedy routine. This week, he actually answered the phone. Last week I phoned about six times and his roommate Chris told me each time, “He just stepped out.” Chris is his secretary (as I am San Geraldo’s). This week, we started by talking about the weather (it was “nice but a little cold” in Brooklyn) and quickly moved onto his bowling scores.

“I’ve got two weeks of bowling scores to get from you, Chuck,” I said.
“117 and 145,” he said.
“Is that for last time?” I asked.
“Yeah.”
“Wow. Those are great scores! What about Saturday the 9th?”
“I just told ya, knucklehead!”
“Oh, I thought those were for the 16th. Sorry. OK, so 117 and 145 on the 9th.”
“That’s what I said!”
“OK, and what were your scores for the 16th, Chuck?”
“When?!?”
“The 16th. Three days ago.”
“What are you talkin’ about?!?”
“The 16th. You just gave me the 9th, the week before.”
“I know.”
“Is this an Abbott and Costello routine?” I asked.
“Who’s on first?” he began.
“I don’t know.”
In unison: “Third base!”
“So, Chuck, do you have scores for the 16th?”
“No.”
“Oh, wait; was that a holiday? Presidents’ Day?”
“Something like that… And I don’t give a darn!” he was back in the Abbott and Costello routine.
“What was that?” I asked on cue.
He repeated, “I said ‘I don’t give a darn!’”
“Oh, that’s our shortstop!”

.

Otra conversación semanal con The Kid Brother. Otra rutina de comedia. Esta semana, él realmente contestó el teléfono. La semana pasada, telefoneé unas seis veces y su compañero de habitación Chris me dijo cada vez: “Él se retiró”. Chris es su secretaria (como yo soy de San Geraldo). Esta semana, comenzamos hablando sobre el clima (fue “agradable pero un poco frío” en Brooklyn) y rápidamente pasamos a sus resultados de bolos.

“Tengo dos semanas de resultados de bolos para obtener de ti, Chuck”, le dije.
“117 y 145,” dijo
“¿Eso es la última vez?”, pregunté.
“Sí.”
“Wow. ¡Esas son grandes resultados! ¿Qué pasa con sábado el 9? ”
“¡Te acabo de decir, nudillo!”
“Oh, pensé que eran para el día 16. Lo siento. De acuerdo, 117 y 145 para el 9”.
“¡Eso es lo que dije!”
“Está bien, ¿y cuáles fueron tus resultados para el 16, Chuck?”
“Qué?”
“El día 16.”
“Cuando?!?”
“El 16. Hace tres días.”
“De qué estás hablando?!?”
“El 16. Me acabas de dar el 9, la semana anterior.”
“¡Lo sé!”
“¿Es esta una rutina de Abbott y Costello?” yo pregunté.
“¿Quién está en la primera?” el empezó.
“No lo sé.”
Al unísono: “¡Tercera base!”
“Entonces, Chuck, ¿tienes resultados para el 16?”
“No.”
“Oh, espera, ¿fue un día de fiesta? ¿El día de los presidentes?”
“Algo así … ¡Y a mí me importa un bledo!” estaba de vuelta en la rutina de Abbott y Costello.
“¿Qué fue eso?” pregunté en el momento justo.
“Dije, ‘Y a mí me importa un bledo!’” respondió.
“¡Oh, ese es nuestro campocorto!”

IN 2010, OUR friend Judy, an avid Seattle Mariner’s (baseball) fan was in Southern California with her sister Joan to see a game against the Los Angeles Angels of Anaheim, a stadium just 10 minutes from where we lived. The Kid Brother (a baseball fanatic) was visiting at the time, so we went to the game together. Judy brought an official major league baseball for the Kid Brother and took us into the stands above the dugout (only a privileged few were permitted to be there; all I had to say was “We’re with Judy”). Judy greeted every player, manager, and coach from the Seattle Mariners, introduced them to her “friend Chuck,” and every single one (except for Ichiro Suzuki who didn’t even nod his head in our direction) signed the ball for him. One of the happiest days in The Kid Brother’s life. He cherishes that ball and shows it to me every time I visit.

EN 2010, NUESTRA amiga Judy supo que un fanático ávido de los Mariners de Seattle (béisbol) estaba en el sur de California con su hermana Joan para ver un partido contra los Ángeles de Los Ángeles de Anaheim, un estadio a solo 10 minutos de donde vivíamos. El Kid Brother (un fanático del béisbol) estaba visitando en ese momento, así que fuimos al juego juntos. Judy trajo un béisbol oficial de Grandes Ligas para el Kid Brother y nos llevó a las gradas sobre el dugout (solo unos pocos privilegiados tenían permiso para estar allí; todo lo que tenía que decir era “Estamos con Judy”). Judy saludó a todos los jugadores, gerentes, y entrenadores de los Mariners de Seattle, les presentó a su “amigo Chuck” y a cada uno (excepto a Ichiro Suzuki, que ni siquiera asintió con la cabeza en nuestra dirección) firmó la bola por él. Uno de los días más felices de la vida de El Hermanito. Él aprecia esa bola y me la muestra cada vez que la visito.

Abbot y Costello con subtítulos en español!

Spain’s Got Talent? / ¿España Tiene Talento?

La versión español está después de la versión inglés.

“YOU WOKE ME up! I was asleep!” barked The Kid Brother after San Geraldo and I telephoned in a rousing rendition of the Birthday Song.

“Sorry!” I said. “But we wanted to wish you a happy birthday.”

“I got scores for you!”

San Geraldo signed off with, “Happy Birthday, Chuck,” to which The Kid Brother muttered, “I know!”

I had my Excel spreadsheet already open and I added The Kid Brother’s bowling scores to the weekly report.

“Did you like our singing, Chuck? We’re talented, aren’t we?” I asked.

“Uh…” he thought for a moment. “I give it a 2!”

“A 2?!? Unbelievable!” I laughed. “A 2?!? … You know that money we put in your new bank account on Saturday? That’s your birthday present. How’s THAT for a big birthday present?”

“Pretty good,” he said before he went back to bed.

.

“¡ME DESPERTARON! ¡Estaba dormido!” ladró El Hermanito después de que San Geraldo y yo llamáramos por teléfono a una versión conmovedora de la canción de cumpleaños.

“¡Lo siento!” dije. “Pero queríamos desearte feliz cumpleaños”.

“¡Tengo puntajes para ti!”

San Geraldo se despidió con “Feliz cumpleaños, Chuck”, a lo que El Hermanito murmuró: “¡Lo sé!”

Ya tenía la hoja de cálculo de Excel abierta y agregué los puntajes de bolos de El Hermanito al informe semanal.

“¿Te gustó nuestro canto, Chuck? Somos talentosos, ¿verdad?” Yo pregunté.

“Uh …” pensó por un momento. “¡Le doy un 2!”

“¿¡¿Un 2?!? ¡Increíble!” me reí. “¿¡¿Un 2?!? ¿Sabes el dinero que depositamos en tu nueva cuenta bancaria el sábado? Ese es tu regalo de cumpleaños. ¿Cómo es ESO un gran regalo de cumpleaños?”

“Bastante bien”, dijo antes de volver a la cama.

1-1/2 YEARS OLD AND ALREADY EMPTYING MY WALLET?
1-1/2 AÑOS ¿Y YA VACIAR MI BILLETERO?
WITH THE EXASPERATED BIG SISTER IN 1963.
CON LA HERMANA MAYOR EXASPERADA EN 1963.

Forever Young / Joven Para Siempre

La versión español está después de la versión inglés.

The Kid Brother was having some financial problems. He kept running out of spending money before his Saturday bowling league, which is the most important day of his week. It took some back and forth with the office that manages the residence and the organization’s main office, but there was nothing fishy going on. Just some confusion with Social Security that will soon (I hope, I hope) be worked out.

Meanwhile, the office lent him money so he wouldn’t miss bowling these last two weeks (he had already missed three) and San Geraldo and I wired money to his account to help him get by until the problem is worked out. He has already paid back the office. But I knew we could kiss our money good-bye. So, I told him to consider it a birthday present. A very BIG birthday present, since I usually just send him a card!

Yes, The Kid Brother is aging. He’ll be 59 years old (gasp) on Tuesday. (I don’t know how that happened since I’m only 29.)

My Mother the Dowager Duchess was the fifth of seven children — nine years younger than her eldest sister and nine years older than the youngest. Until the day she died, she referred to the youngest as “my kid sister.” Her Kid Sister was 80!

But, cheers to The Kid Brother who will forever be … The Kid Brother!

EL HERMANITO ESTABA teniendo algunos problemas financieros. Se quedó sin gastar dinero antes de su liga de bolos del sábado, que es el día más importante de su semana. Tomó un poco de un lado a otro con la oficina que administra la residencia y la oficina principal, pero no había nada sospechoso. Solo una confusión con el Seguro Social que pronto (espero, espero) se resolverá.

Mientras tanto, la oficina le prestó dinero para que no se perdiera de jugar bolos en las últimas dos semanas (ya se había perdido tres) y San Geraldo y yo enviamos dinero a su cuenta para ayudarlo a sobrevivir hasta que se resuelva el problema. Él ya ha pagado la oficina. Pero sabía que podíamos despedirnos de nuestro dinero. Entonces, le dije que lo considerara un regalo de cumpleaños. ¡Un regalo de cumpleaños muy GRANDE, ya que generalmente solo le envío una tarjeta!

Sí, The Kid Brother está envejeciendo. Tendrá 59 años de edad (jadeo) el martes. (No sé cómo sucedió ya que solo tengo 29 años.)

Mi Madre La Duquesa Viuda fue la quinta de siete hijos — nueve años menor que su hermana mayor y nueve años mayor que la menor. Hasta el día en que murió, se refirió a la más joven como “mi hermanita”. ¡Su hermanita tenía 80 años!

Pero, ¡saludos a El Hermanito que siempre será … El Hermanito!