Priorities / Prioridades

La versión en español está después de la versión en inglés.

I WENT FOR A WALK on the beach yesterday afternoon. To the northeast were rows and rows of heavy clouds, some dark, over a crisp and clear vista. To the southwest was a hazy view of windblown surf and sand. I chose the direction of the windblown surf and sand for my walk. It wasn’t the best idea. The wind blew hard through my left ear and out my right (it can happen); my ears and head began to hurt. I left the beach for a walk on some sheltered streets before going home. Still, it was beautiful, and my ears stopped hurting a few hours later.

While I was having coffee with Jessica Sunday morning, my eyes felt quite dry so I retrieved my eye drops from my bag as we talked. We both cleaned our hands with disinfectant wipes and I then found my fingers were too slippery to pull the lid off the eye drops bottle. I tried and tried. I wiped my disinfected hands, which shouldn’t have been slippery, on my jeans. I used a napkin. Finally, I put the bottle between my teeth to try and prise the cap off (stupid I know). But as I did so, I glanced down and saw the cap (which is blue and not white like the bottle) had been sitting on the table the entire time.

San Geraldo went grocery shopping yesterday evening. I reminded him to pick up Nescafé instant coffee for himself. It’s what he drinks every morning that we don’t go to Mesón Salvador and he was running low. He always buys a large jar. When he returned, he pulled a small jar of Nescafé from the bag. “Look what I got!” he announced proudly. I thought maybe they were out of the large. But then he turned the jar to display a KitKat bar taped to its side. “This came free with this size, so I bought it. For you!”

This morning, the cats began begging for their 10:30 treats at 9:15. I refused to give in. They got their treats at 10:30 — even if it meant that I kept myself from the kitchen that entire time so as not to get their hopes up. I then finally had my own breakfast, and made tea and coffee. Did I win?

San Geraldo came in and asked if I wanted a donut (yesterday’s post) with my breakfast. Three remained. SG took one for himself and gave me two, explaining that we needed to finish them up or the last one would “go bad.”

.

AYER POR LA TARDE FUI a dar un paseo por la playa. Hacia el noreste había filas y filas de densas nubes, algunas oscuras, sobre una vista nítida y clara. Hacia el suroeste había una vista nebulosa de las olas y la arena arrastradas por el viento. Elegí la dirección de las olas y la arena arrastradas por el viento para mi caminata. No fue la mejor idea. El viento soplaba fuerte por mi oreja izquierda y salía por mi derecha (puede pasar); me empezaron a doler los oídos y la cabeza. Salí de la playa para dar un paseo por unas calles resguardadas antes de volver a casa. Aun así, era hermoso y mis oídos dejaron de doler unas pocas horas después.

Mientras estaba tomando café con Jessica el domingo por la mañana, mis ojos se sentían bastante secos, así que saqué las gotas para los ojos de mi bolso mientras hablábamos. Ambos nos limpiamos las manos con toallitas desinfectantes y luego descubrí que mis dedos estaban demasiado resbaladizos para quitar la tapa del frasco de gotas para los ojos. Lo intenté y lo intenté. Me limpié las manos desinfectadas, que no deberían estar resbaladizas, en mis vaqueros. Usé una servilleta. Finalmente, puse la botella entre mis dientes para intentar quitar la tapa (estúpido, lo sé). Pero mientras lo hacía, miré hacia abajo y vi que la tapa (que es azul y no blanca como la botella) había estado sentada sobre la mesa todo el tiempo.

San Geraldo fue de compras ayer por la noche. Le recordé que comprara café soluble Nescafé para él. Es lo que bebe todas las mañanas que no vamos al Mesón Salvador y se le estaba acabando. Siempre compra un frasco grande. Cuando regresó, sacó un frasco pequeño de Nescafé de la bolsa. “¡Mira lo que tengo!” anunció con orgullo. Pensé que tal vez estaban fuera de lo grande. Pero luego giró el frasco para mostrar una barra de KitKat pegada a un lado. “Esto vino gratis con este tamaño, ¡así que lo compré! ¡Para tí!”

Esta mañana, los gatos comenzaron a pedir sus aperitivos de las 10:30 a las 9:15. Me negué a ceder. Recibieron sus aperitivos a las 10:30, incluso si eso significaba que me mantuve alejado de la cocina todo el tiempo para no hacerles ilusiones. Luego finalmente desayuné y preparé té y café. ¿Gané?

San Geraldo entró y me preguntó si quería una rosquilla (mi blog de ayer) con mi desayuno. Quedaron tres. SG tomó uno para él y me dio dos, y me explicó que teníamos que terminarlos o el último “saldría mal”.

And then there were none.
Y luego hubo nada.

Chocolate, donuts, & piparkakku

La versión en español está después de la versión en inglés.

I HAD THE PLEASURE OF my dear friend Jessica’s company today for coffee (she had tea) at Mesón Salvador. That’s Jessica my first English student in Fuengirola, not Jesica my current English student in Fuengirola (who’s currently on furlough because she’s not permitted to cross the border from Mijas). Anyway, as always, my time spent with Jessica was uplifting, even if we had to keep our distance.

I finished the last of Lulu’s chocolate yesterday, a milk chocolate bar filled with milk chocolate cream — like a truffle. San Geraldo and I immediately moved on to the piparkakku (gingerbread cookies). Although they’re bite-size, they’re so good that we could eat the entire box in one sitting. We allowed ourselves a few and I was told to keep the box in my office so SG would resist temptation. (So far, I’ve managed to do the same).

Jessica didn’t know (nor would she care) about all the chocolate or the piparkakku (I just like the sound of it in Finnish) and she arrived with half a dozen fresh, orange donuts made by the mother of her fiancé Juan Carlos. Once home, I took them out of the bag to take a picture. SG watched and said, “Hurry up, so we can try them!” Dense, fresh, orangey, and delicious.

The cats were in rare form this morning. I didn’t get out of bed until 9. They both immediately starting whining for their treats. After 10 minutes of non-stop hounding (catting?), I snapped, “It’s too early! What happened, did you get Jerry out of bed at 2 instead of 3 for your first treats?!?” He called out from his office, “Yes, they did!” So, I gave up and gave them their formerly 1 p.m. (13:00) then 11:30 then 10:30 treats at 9:15. Some days it’s just not worth the effort.

I showed Jessica my aloe-vera scratched arm (yesterday’s post) and she showed my a recent photo of Juan Carlos’s arm. He had accidentally dropped something over a fence. He reached under the fence to retrieve it and realised once he had squeezed his arm through that it wasn’t going to come back out the same way. He didn’t have any aloe vera handy, but he made a much more beautiful design. I hope when he looks at me he’s not looking into his own future.

.

TUVE EL PLACER DE LA compañía de mi querida amiga Jessica hoy para tomar un café (ella tomó el té) en el Mesón Salvador. Esa es Jessica, mi primera estudiante de inglés en Fuengirola, no Jesica, mi estudiante de inglés actual en Fuengirola (que actualmente está de licencia porque no tiene permiso para cruzar la frontera desde Mijas). De todos modos, como siempre, el tiempo que pasé con Jessica fue edificante, incluso si tuviéramos que mantener la distancia.

Ayer terminé el último chocolate de Lulu, una barra de chocolate con leche rellena de crema de chocolate con leche, como una trufa. San Geraldo y yo pasamos inmediatamente al piparkakku (galletas de jengibre). Aunque son del tamaño de un bocado, son tan buenos que podríamos comernos toda la caja de una sola vez. Nos permitimos algunos y me dijeron que mantuviera la caja en mi oficina para que SG resistiera la tentación. (Hasta ahora, me las he arreglado para hacer lo mismo).

Jessica no sabía (ni le importaría) todo el chocolate o el piparkakku (me gusta como suena en finlandés) y llegó con media docena de rosquillas frescas de naranja hechas por la madre de su prometido Juan Carlos. Una vez en casa, los saqué de la bolsa para hacer una foto. SG miró y dijo: “¡Apúrate, para que podamos probarlos!” Denso, fresco, anaranjado, y delicioso.

Los gatos estaban en forma rara esta mañana. No me levanté de la cama hasta las 9. Ambos inmediatamente comenzaron a lloriquear por sus golosinas. Después de 10 minutos de acosar (¿cazar?) Sin parar, espeté: “¡Es demasiado pronto! ¿Qué pasó? ¿Sacaste a Jerry de la cama a las 2 en lugar de a las 3 para tus primeras golosinas? Gritó desde su oficina: “¡Sí, lo hicieron!” Entonces, me di por vencido y les di su anterior 1 p.m. (13:00) luego 11:30 luego 10:30 golosinas a las 9:15. Algunos días simplemente no vale la pena el esfuerzo.

Le mostré a Jessica mi brazo rayado de aloe vera (la entrada de ayer) y ella me mostró una foto reciente del brazo de Juan Carlos. Accidentalmente había dejado caer algo sobre una cerca. Metió la mano por debajo de la valla para recuperarlo y se dio cuenta de que una vez que había pasado el brazo, no iba a salir de la misma manera. Él no tenía aloe vera a la mano, pero hizo un diseño mucho más hermoso. Espero que cuando me mira no esté mirando hacia su propio futuro.

As I tried to get pictures of today’s cloudy skies. They didn’t want out; they wanted treats.
Mientras trataba de tomar fotografías de los cielos nublados de hoy. No querían salir; querían golosinas.
65F (18C) and currently a 6 percent chance of rain. I don’t hold out much hope.
18C (65F) y actualmente un 6 por ciento de probabilidad de lluvia. No tengo muchas esperanzas.
And then there were four.
Y luego hubo cuatro.

Needs wants / Necesita quiere

La versión en español está después de la versión en inglés.

I SEEM TO BE RUNNING behind lately. Adobe Creative Cloud problems have caused the most delays. But I’m getting it figured out and I’m managing to get things done, just hours later than intended.

Jesica and I had a wonderful time together again today for English lessons. She is different from my other friend Jessica who I gave English lessons several years ago. I don’t know if it’s the name but, despite the spelling variants, these are two of the kindest, most interesting people I have ever met. I’m having a great time. And I, too, learn so much every time we meet. I’ll tell you soon about some of the things I’ve learned.

I’m longing to get out of town, even for a day trip, but San Geraldo and I seem to be more comfortable playing it close to home for now. After Jesica’s English lesson this morning, San Geraldo and I had lunch at home and then went furniture and rug shopping. At Grut Carpet Center, The Empire of Asia, we ordered matching custom-cut rugs for the living room and dining room. We did find a lot of things at Grut we thought were ‘interesting’. But we bought today what we believe we need and not what we might possibly want. After Grut, we did a bit more shopping but struck out on our initial search for a new chair and side table for the living room. Let me know if you see anything below you can’t live without.

.

PARECE ESTAR CORRIENDO ATRASADO ÚLTIMAMENTE. Los problemas de Adobe Creative Cloud han causado la mayoría de los retrasos. Pero lo estoy resolviendo y estoy logrando hacer las cosas, solo horas más tarde de lo previsto..

Jesica y yo pasamos un tiempo maravilloso juntos nuevamente hoy durante su clase de inglés. Ella es diferente de mi otra amiga Jessica a quien di lecciones de inglés hace varios años. No sé si es el nombre pero, a pesar de las variantes de ortografía, estas son dos de las personas más amables e interesantes que he conocido. Me lo estoy pasando genial. Y yo también aprendo mucho cada vez que nos encontramos. Pronto les contaré algunas de las cosas que he aprendido.

Estoy deseando salir de la ciudad, incluso para una excursión de un día, pero San Geraldo y yo parecemos estar más cómodos jugando cerca de casa por ahora. Después de la lección de inglés de Jesica esta mañana, San Geraldo y yo almorzamos en casa y luego fuimos a comprar muebles y alfombras. Pedimos alfombras de corte personalizado a juego para la sala de estar y el comedor y nos pusimos en marcha en nuestra búsqueda de una nueva silla y mesa auxiliar para la sala de estar. Encontramos muchas cosas en Grut que pensamos que eran ‘interesantes’. Pero hoy compramos lo que creemos que necesitamos y no lo que posiblemente desearíamos. Después de Grut, hicimos un poco más de compras, pero emprendimos la búsqueda inicial de una nueva silla y mesa auxiliar para la sala de estar. Avísame si ves algo a continuación sin el que no puedas vivir.

Before we ordered our custom-cut solid-colour rugs, we were tempted by this one. But we weren’t in love.
Antes de ordenar nuestras alfombras de color liso de corte personalizado, esta nos tentó. Pero nosotros no estábamos enamorados.
About 5 feet tall (152 cm).
Aproximadamente 152 cm de altura (5 pies).
I don’t know if there was a connection between the lady in red and the sanitiser. Should we have used it before or after?
No sé si hubo una conexión entre la mujer en roja y el desinfectante. ¿Deberíamos haberlo usado antes o después?
More than 5 feet tall (152 cm) and only 450 euros. We want it, have no need for it, and probably no space either.
Mas que 152 cm (5 pies) de altura y solo 450 euros. Realmente lo queremos, no lo necesitamos, y probablemente tampoco espacio.
We really wanted this. And only 2,000 euros. But if we don’t have room for the vase, we have no idea where this would go!
Realmente, realmente queríamos esto. Y solo 2.000 euros. Pero si no tenemos espacio para el jarrón, ¡no tenemos idea de adónde iría!

And It Wasn’t My Fault / Y No Fue Mi Culpa

La versión español está después de la versión inglés.

SO, HERE I WAS, SITTING at my desk working on today’s blog post (it was about Fuengirola fashion) peacefully enjoying the first couple of sips from my oversized mug (beaker) of tea and having just finished breakfast and two slices of San Geraldo’s delicious banana bread. The cats nestled at my feet, making it impossible for me to move my chair, while they waited (not quietly) for their treats.

Suddenly, my oversized mug made a loud POP and I was left holding one piece of ceramic handle. The other piece and the mug were on the rug at my feet (the cats were gone). The tea (thankfully not scalding hot) was all over me (my face, my clothes), the desk, the rug, the floor, the chair next to the desk, the sandals sitting under the chair.

I threw my tea-covered clothes in a pile on the floor. Both cats had flown from the room in a blur before I even grasped what had happened. Dudo immediately returned to inspect (and walk through the puddles of tea). Moose nervously shook the tea off his paws, kept his distance, and watched me clean.

The splatter was even in the hall outside my office. And Dudo noticed it on the wall and closet door (thank you, Dudo).

After I finished cleaning (or so I thought), I discovered it had also flown over my head and behind me. I should have realized that. It was, after all, running down my back.

We have beautiful, normal-sized mugs (beakers) given to us by our friend Jessica. We love them. But in the morning we like A LOT of tea (coffee for San Geraldo) and I hate having to “cook” two cups for each of us. I spotted these mugs at Dunne’s Department Store last year and grabbed them. They were only €6.95 each. Microwave and dishwasher safe. How could I go wrong?

As my sister Dale always said, “You pay for what you get.” You’ve probably heard it as “You get what you pay for.” Well, either way.

And now, if you’ll excuse me, I’m going to shower. I feel kind of sticky and the milk in my beard is beginning to curdle.

.

ENTONCES, AQUÍ ME ESTABA SENTANDO en mi escritorio trabajando en mi blog de hoy (era sobre la moda de Fuengirola) disfrutando pacíficamente de los primeros sorbos de mi taza-de-gran-tamaño de té y acababa de terminar el desayuno y dos rebanadas del delicioso pan de plátano de San Geraldo.. Los gatos se acurrucaron a mis pies, por lo que me era imposible mover mi silla, mientras esperaban (no en silencio) sus aperetivos.

De repente, la taza hizo un fuerte POP y me quedé sosteniendo una pieza de mango de cerámica. La otra pieza y la taza estaban en la alfombra a mis pies (los gatos se habían ido). El té (afortunadamente no hirviendo) estaba sobre mí (mi cara, mi ropa), el escritorio, la alfombra, el suelo, la silla al lado del escritorio, las sandalias debajo de la silla.

Tiré mi ropa cubierta de té en una pila en el suelo. Ambos gatos habían salido volando de la habitación en un borrón incluso antes de que comprendiera lo que había sucedido. Dudo volvió inmediatamente a inspeccionar (y caminar a través de los charcos de té). Moose nerviosamente sacudió el té de sus patas, mantuvo su distancia, y me observó limpio.

La salpicadura estaba incluso en el pasillo fuera de mi oficina. Y Dudo lo notó en la pared y en la puerta del armario (gracias, Dudo).

Descubrí que también había volado sobre mi cabeza y detrás de mí. Debería haberme dado cuenta de eso. Después de todo, estaba corriendo por mi espalda.

Tenemos hermosas tazas de tamaño normal que nos dio nuestra amiga Jessica. Los amamos. Pero en la mañana nos gusta MUCHO té (café para San Geraldo) y odio tener que “cocinar” dos tazas para cada uno de nosotros. Vi estas tazas en el emporio de Dunne el año pasado y agarré eran solo 6,95 € cada uno. Aptos para microondas y lavavajillas. ¿Cómo podría salir mal?

Como mi hermana Dale siempre decía: “Pagas por lo que obtienes”. Probablemente lo hayas escuchado como: “Obtienes lo que pagas”. Bueno, de cualquier manera.

Y ahora, si me disculpan, me voy a duchar. Me siento un poco pegajosa y la leche en mi barba comienza a cuajarse.

Six-Day Birthday / Cumpleaños de Seis Días

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE FINALLY FINISHED celebrating my birthday. Well, at least I think I have. I’ve never in my life been sung to so many times, and in so many languages. We had our official birthday dinner Wednesday night. Twelve friends joined us and the family of Mesón Salvador. I didn’t take many photos nor any of the entire group. And no one thought of it. I’m glad they were all too busy having a good time.

My pal Luke, of course was there. Three-and-a-half years old and three hours spent sitting in a restaurant with 13 adults. He was charming and of course adorable the entire time.

After Luke helped me open my presents at my first birthday dinner, at his house Saturday, he jumped in my lap and whispered so only I could hear, “Do you have a present for me?” His mother has told him it’s not polite to ask for presents. I explained that it was all about me that day. After Wednesday’s dinner, when he hugged me before he went home, he whispered, “Next time, bring ME a surprise.” I said I would. He added, again in a whisper, “I want a BIG surprise!”

.

FINALMENTE HE TERMINADO de celebrar mi cumpleaños. Bueno, al menos creo que sí. Nunca en mi vida me han cantado tantas veces y en tantos idiomas. Tuvimos nuestra cena oficial de cumpleaños el miércoles por la noche. Doce amigos se unieron a nosotros y a la familia de Mesón Salvador. No tomé muchas fotos ni ninguno de todo el grupo. Y nadie lo pensó. Me alegra que todos estuvieran muy ocupados pasando un buen rato.

My compadre Luke, por supuesto que estaba allí. Él tiene tres años y medio y pasó tres horas sentados en un restaurante con 13 adultos. Fue encantador y por supuesto adorable todo el tiempo.

Después de que Luke me ayudó a abrir mis regalos en la cena de mi primer cumpleaños, en su casa el sábado, saltó a mi regazo y me susurró para que solo yo pudiera escuchar: “¿Tiene un regalo para mí?” Su madre le dijo que no era educado para pedir regalos. Le expliqué que todo se trataba de mí ese día. Después de la cena del miércoles, cuando me abrazó antes de irse a casa, susurró: “La próxima vez, tráeme una sorpresa”. Dije que lo haría. Añadió de nuevo en un susurro: “¡Quiero una sorpresa grande!”

Chocolate cheesecake. A birthday gift from SG’s sister Linda and her husband, Tom. (Baked by David at Mesón Salvador.)
Tarta de queso de chocolate al horno. Un regalo de cumpleaños de la hermana de SG, Linda, y su marido, Tom. (Horneado por David en Mesón Salvador.)