Lockdown Day 44: Hertz Rent-A-Kid / Encierro Día 44: Hertz Alquilar-Un-Niño

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD MIXED FEELINGS YESTERDAY when I stepped onto our terrace and saw children and adults out together walking on the beach, riding bicycles, and enjoying some freedom. First, it made me happy. What a relief after all these days at home.

But then I was jealous. I wanted to be out there, too. And not just to take out the recycling. And knowing my chance for a better outdoor experience will come in less than a week (five days) didn’t help.

Not everyone is following the rules, but most are. I saw some news photos of people in other cities like Madrid and Barcelona who were outside in much-too-close contact without taking appropriate safety measures. I hope they don’t screw things up for us all. Anyway, I am happy for those parents and kids who are doing things right — and, really, I’m happy for us all. Some parents looked a bit nervous being outside with their kids. Others looked like they had found a bit of heaven.

When I spotted an obviously recently buffed and polished father contentedly sipping from what looked like a coconut (it was not, but I don’t know what it was) and then basking in the sun while his child played in the sand, I thought, “I need to rent a kid.” Click the images and feel the relief.

.

AYER ME SENTÍ MEZCLADO CUANDO entré en nuestra terraza y vi a niños y adultos salir a caminar juntos a la playa, andar en bicicleta, y disfrutar de la libertad. Primero, me hizo feliz. Qué alivio después de todos estos días en casa.

Pero entonces estaba celosa. Yo también quería estar ahí afuera. Y no solo para sacar el reciclaje. Y conocer mi oportunidad de una mejor experiencia al aire libre en menos de una semana (cinco días) no ayudó.

No todos siguen las reglas, pero la mayoría sí. Vi algunas fotos de noticias de personas en otras ciudades como Madrid y Barcelona que estaban afuera en un contacto demasiado cercano sin tomar las medidas de seguridad adecuadas. Espero que no nos arruinen las cosas a todos. De todos modos, estoy feliz por esos padres y niños que están haciendo las cosas bien, y, realmente, estoy feliz por todos nosotros. Algunos padres parecían un poco nerviosos al estar afuera con sus hijos. Otros parecían haber encontrado un poco de cielo.

Cuando vi a un padre recién pulido, obviamente, que sorbía contento de lo que parecía un coco (no lo era, pero no sé qué era) y luego tomaba el sol mientras su hijo jugaba en la arena, pensé: “Necesito alquilar un niño”. Haz clic en las imágenes y siente el alivio.

And While We’re on the Subject / Y Mientras Estamos en el Tema

KIDS! I LOVE when they’re allowed to express themselves and choose their own clothes. I wish I could say I felt the same way about adults.

.

NIÑOS! AMO CUANDO se les permite expresarse y elegir su propia ropa. Ojalá pudiera decir que me sentía igual con los adultos.

International Imps / Criaturas Internacionales

I HOPE YOU’RE not completely bored with pictures from the World People’s Fair of Fuengirola. I have just a few more to share. Today’s photos are of some of the adorable kidlings. After that, I promise to move on from the parade with some fun photos of our evening experience when our friends Nick and Alyson went on a sick-making ride while San Geraldo and I performed acrobatic feats.

.

ESPERO QUE NO esté completamente aburrido con las imágenes de la Feria Internacional de los Pueblos de Fuengirola. Tengo unas pocas más para compartir. Las fotos de hoy son de algunos de los adorables niños. Después de eso, prometo continuar con el desfile con algunas fotos divertidas de nuestra experiencia de la noche cuando nuestros amigos Nick y Alyson se embarcaron en un paseo enfermarse mientras San Geraldo y yo realizábamos proezas acrobáticas.

If the crocodile at top didn’t keep the kids in line, this woman gleefully displayed her sword. (I’ve never seen such a precise part in someone’s hair.)
Si el cocodrilo en la parte superior no mantuvo a los niños en línea, esta mujer mostró alegremente su espada. (Nunca he visto una raya tan precisa en el pelo.)