Rug hooker / Enganchador de alfombra

La versión en español está después de la versión en inglés.

THERE’S A 1-PERCENT CHANCE OF rain from now until 7 this evening when it goes up to 2 percent before peaking at 5 percent during the wee hours. The sky is a vivid blue unbroken by a single cloud. I can’t look out to sea from inside the house without putting on my sunglasses.

My good mood lasted most of yesterday. So far, so good today — except for an “off” stomach keeping me close to home. It’s nothing to worry about. I was well enough to have left-over pizza before my breakfast of yogurt, peach slices, a clementine, and Special-K (the cereal, not the horse tranquilizer).

I called the rug shop yesterday. I had “words” with the owner, although I kept my cool. Apparently the rugs are on their way from Valencia (a six-hour drive). They were put on the truck yesterday afternoon and will be in the shop for pick-up “Monday… or Tuesday… or maybe Wednesday.” I said I found it odd that the day we ordered the rugs — 24 days ago — he told us they could be picked up in four days. Now that they’re done, it might take five days for them to get here. He didn’t get my point.

.

HAY UNA PROBABILIDAD DE 1 POR ciento de lluvia desde ahora hasta las 7 de esta tarde, cuando sube al 2 por ciento antes de alcanzar un máximo del 5 por ciento durante la madrugada. El cielo es de un azul vivo que no se ve interrumpido por una sola nube. No puedo mirar al mar desde el interior de la casa sin ponerme las gafas de sol.

Mi buen humor duró la mayor parte de ayer. Hasta ahora, todo va bien hoy, excepto por un estómago “mal” que me mantiene cerca de casa. No hay nada de qué preocuparse. Estaba lo suficientemente bien como para tener pizza sobrante esta mañana antes de mi desayuno de yogur, rodajas de melocotón, una clementina y Special-K (el cereal, no el tranquilizante para caballos).

Ayer llamé a la tienda de alfombras. Tuve “palabras” con el dueño, aunque mantuve la calma. Aparentemente, las alfombras están de camino desde Valencia (un viaje de seis horas). Los subieron a la camioneta ayer por la tarde y estarán en la tienda para recogerlos “el lunes … o el martes … o tal vez el miércoles”. Le dije que me pareció extraño que el día que pedimos las alfombras, hace 24 días, nos dijo que podían recogerlas en cuatro días. Ahora que ya terminaron, podrían tardar cinco días en llegar. No entendió mi punto.

NOTA:
En inglés, la palabra “hooker” puede significar enganchador/a o prostituto/a.

Hook in hand and weaving our rug. No wonder it’s taking so long.
Gancho en mano y tejiendo nuestra alfombra. No es de extrañar que esté tardando tanto.
• This tamarind was cut down to a stump last year. It’s now the happiest one in town. (And it will soon be trimmed to within an inch of its life.)
• Este tamarindo fue cortado a un tocón el año pasado. Ahora es el más feliz de la ciudad. (Y pronto se recortará a una pulgada de su vida útil).
Another one about to bite the dust (or the puddle).
Otro a punto de morder el polvo (o el charco).
The third-floor view of Wednesday’s sunset from the corner of our back hall.
La vista del tercer piso del atardecer del miércoles desde la esquina de nuestro pasillo trasero.
Caught it! Moose even surprised himself. He’s quick for a … Moose.
¡Cogido! Moose incluso se sorprendió a sí mismo. Es rápido para un … Moose.

Lockdown Day 44: Hertz Rent-A-Kid / Encierro Día 44: Hertz Alquilar-Un-Niño

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD MIXED FEELINGS YESTERDAY when I stepped onto our terrace and saw children and adults out together walking on the beach, riding bicycles, and enjoying some freedom. First, it made me happy. What a relief after all these days at home.

But then I was jealous. I wanted to be out there, too. And not just to take out the recycling. And knowing my chance for a better outdoor experience will come in less than a week (five days) didn’t help.

Not everyone is following the rules, but most are. I saw some news photos of people in other cities like Madrid and Barcelona who were outside in much-too-close contact without taking appropriate safety measures. I hope they don’t screw things up for us all. Anyway, I am happy for those parents and kids who are doing things right — and, really, I’m happy for us all. Some parents looked a bit nervous being outside with their kids. Others looked like they had found a bit of heaven.

When I spotted an obviously recently buffed and polished father contentedly sipping from what looked like a coconut (it was not, but I don’t know what it was) and then basking in the sun while his child played in the sand, I thought, “I need to rent a kid.” Click the images and feel the relief.

.

AYER ME SENTÍ MEZCLADO CUANDO entré en nuestra terraza y vi a niños y adultos salir a caminar juntos a la playa, andar en bicicleta, y disfrutar de la libertad. Primero, me hizo feliz. Qué alivio después de todos estos días en casa.

Pero entonces estaba celosa. Yo también quería estar ahí afuera. Y no solo para sacar el reciclaje. Y conocer mi oportunidad de una mejor experiencia al aire libre en menos de una semana (cinco días) no ayudó.

No todos siguen las reglas, pero la mayoría sí. Vi algunas fotos de noticias de personas en otras ciudades como Madrid y Barcelona que estaban afuera en un contacto demasiado cercano sin tomar las medidas de seguridad adecuadas. Espero que no nos arruinen las cosas a todos. De todos modos, estoy feliz por esos padres y niños que están haciendo las cosas bien, y, realmente, estoy feliz por todos nosotros. Algunos padres parecían un poco nerviosos al estar afuera con sus hijos. Otros parecían haber encontrado un poco de cielo.

Cuando vi a un padre recién pulido, obviamente, que sorbía contento de lo que parecía un coco (no lo era, pero no sé qué era) y luego tomaba el sol mientras su hijo jugaba en la arena, pensé: “Necesito alquilar un niño”. Haz clic en las imágenes y siente el alivio.