Mona Lisa these days / Mona Lisa estos días

La versión en español está después de la versión en inglés.

I MENTIONED TUESDAY THAT IN last week’s conversation with The Kid Brother when I asked if he had gotten any mail, he said he had received another postcard from David Travel Penguin (click here) from Washington, D.C. David has a postcard collection, so I asked, “What picture was on it?” There was a slight possibility I’d get a direct answer.

“An old lady.”

“An old lady?”

“Not an old lady,” he explained, “a lady not from these days.”

David clarified for me. The “lady not from these days” was the Mona Lisa!

I ASKED THIS WEEK if The Kid Brother had received any mail. “Yeah,” he said, “a card from you!”

“Which one?”

“I said you!”

“No, I mean which card?”

“A dog.” “A bulldog?” “Yeah.”

WE SPOKE FOR ANOTHER 10 minutes. He told me what I needed to include in the next care package. Hint. Hint. He liked the pretzels. “I need my nuts!” he announced. He meant cashews. One box of cereal would be fine. What I sent last time was perfect. And more bars (the flavours were good). Also, he reminded me it was time to send his annual desktop calendar. I already chose one. I told him in October after he received the first care package that I couldn’t afford to send one every month (along with paying his cable bill) and other things that come up. So, he waited a month and three days before reminding me and he sucked me right in!

FINALLY, BEFORE WE HUNG up, he said, “Oh, I got another card.” “Who was it from?” I asked. He told me he didn’t know but it had an envelope.

“Oh, so not a postcard.”

“No, a real one.”

I asked if he could get it and read me the letters of the name and the city. He was so happy that he willingly did so. He asked.“What do you want [waddayawan], the postmark?” I explained where to look for the return address. He spelled out the letters of the city and state and then read the name. M-A-R-Y! He was delighted. He said the card was “a really nice one with birds.” He loves birds.

Thank you for your kindness, Mary! And David! And Susan, who started all this. You’ve made The Kid Brother’s (and my) days so much better!

NOTE:
The photo at top (Sarasota, Florida, 1968) is of The Kid Brother already in the driver’s seat in front of what was originally Horn’s Cars of Yesterday, then Bellm Cars & Music of Yesterday, and now Sarasota Classic Car Museum. Behind him are more ladies not from these days.

.

MENCIONÉ EL MARTES QUE EN la conversación de la semana pasada con El Hermanito cuando le pregunté si había recibido algún correo, dijo que había recibido otra postal de David Travel Penguin (haz clic aquí) de Washington, DC David tiene una colección de postales, así que preguntó: “¿Qué imagen tenía?” Había una pequeña posibilidad de que obtuviera una respuesta directa.

“Una dama vieja”.

“¿Una dama vieja?”

“No una dama vieja, una dama que no es de estos días”.

¡Aprendí de David que la “dama que no es de estos días” era la Mona Lisa!

PREGUNTÉ ESTA SEMANA SI El Hermanitohabía recibido algún correo. “Sí”, dijo, “¡una tarjeta tuya!”

“¿Cúal?”

“¡Dije !”

“No, me refiero a cúal tarjeta postal?”

“Un perro.” “¿Un buldog?”

HABLAMOS DURANTE OTROS 10 minutos. Me dijo lo que necesitaba incluir en el próximo paquete de cuidados que envíe. Insinuación. Insinuación. Le gustaron los pretzels. “¡Necesito mis nueces!” él anunció. Se refería a anacardos. Una caja de cereal estaría bien. Lo que envié la última vez fue perfecto. Y más barras (los sabores eran buenos). Además, me recordó que era hora de enviar su calendario anual de escritorio. Ya elegí uno. Le dije en octubre, después de que recibió el primer paquete de atención, que no podía permitirme enviar uno cada mes (además de pagar su factura de cable) y otras cosas que surgen. Entonces, esperó un mes y tres días antes de recordármelo y ¡me absorbió de inmediato!

FINALMENTE, ANTES DE COLGAR, antes de colgar, dijo: “Oh, tengo otra tarjeta”. “¿De quién era?“ Me dijo que no lo sabía pero que tenía un sobre.

“Oh, no es una postal”.

“No, una real”.

Le pregunté si podía conseguirlo y me leyó las letras del nombre y la ciudad. Estaba tan feliz de haberlo hecho de buena gana. Preguntó, “¿Qué quieres, el matasellos?” Le expliqué dónde buscar la dirección de devolución. Deletreó las letras de la ciudad y el estado y luego leyó el nombre. ¡M-A-R-Y! Estaba encantado. Dijo que la tarjeta era “muy bonita con pájaros”. Le encantan los pájaros.

¡Gracias por tu amabilidad, Mary! ¡Y David! Y Susan, quien empezó todo esto. ¡Has mejorado los días de El Hermanito (y los míos)!

NOTA
La foto en la parte superior (Sarasota, Florida, 1968) es de El Hermanito ya en el asiento del conductor frente a lo que originalmente era Horn’s Cars of Yesterday (Coches de Ayer de Horn), luego Bellm Cars & Music of Yesterday (Coches y Musica de Ayer de Bellm) y ahora Sarasota Classic Car Museum (Museo de Coches Clásicos). Detrás de él hay más mujeres que no son de estos días.

My own version of the “lady not from these days” from Washington D.C. (Isn’t it ironic that it was built on a swamp?)
Mi propia versión de la “dama que no es de estos días” de Washington D.C. (¿No es irónico que haya sido construido sobre un pantano?)

.

Rug hooker / Enganchador de alfombra

La versión en español está después de la versión en inglés.

THERE’S A 1-PERCENT CHANCE OF rain from now until 7 this evening when it goes up to 2 percent before peaking at 5 percent during the wee hours. The sky is a vivid blue unbroken by a single cloud. I can’t look out to sea from inside the house without putting on my sunglasses.

My good mood lasted most of yesterday. So far, so good today — except for an “off” stomach keeping me close to home. It’s nothing to worry about. I was well enough to have left-over pizza before my breakfast of yogurt, peach slices, a clementine, and Special-K (the cereal, not the horse tranquilizer).

I called the rug shop yesterday. I had “words” with the owner, although I kept my cool. Apparently the rugs are on their way from Valencia (a six-hour drive). They were put on the truck yesterday afternoon and will be in the shop for pick-up “Monday… or Tuesday… or maybe Wednesday.” I said I found it odd that the day we ordered the rugs — 24 days ago — he told us they could be picked up in four days. Now that they’re done, it might take five days for them to get here. He didn’t get my point.

.

HAY UNA PROBABILIDAD DE 1 POR ciento de lluvia desde ahora hasta las 7 de esta tarde, cuando sube al 2 por ciento antes de alcanzar un máximo del 5 por ciento durante la madrugada. El cielo es de un azul vivo que no se ve interrumpido por una sola nube. No puedo mirar al mar desde el interior de la casa sin ponerme las gafas de sol.

Mi buen humor duró la mayor parte de ayer. Hasta ahora, todo va bien hoy, excepto por un estómago “mal” que me mantiene cerca de casa. No hay nada de qué preocuparse. Estaba lo suficientemente bien como para tener pizza sobrante esta mañana antes de mi desayuno de yogur, rodajas de melocotón, una clementina y Special-K (el cereal, no el tranquilizante para caballos).

Ayer llamé a la tienda de alfombras. Tuve “palabras” con el dueño, aunque mantuve la calma. Aparentemente, las alfombras están de camino desde Valencia (un viaje de seis horas). Los subieron a la camioneta ayer por la tarde y estarán en la tienda para recogerlos “el lunes … o el martes … o tal vez el miércoles”. Le dije que me pareció extraño que el día que pedimos las alfombras, hace 24 días, nos dijo que podían recogerlas en cuatro días. Ahora que ya terminaron, podrían tardar cinco días en llegar. No entendió mi punto.

NOTA:
En inglés, la palabra “hooker” puede significar enganchador/a o prostituto/a.

Hook in hand and weaving our rug. No wonder it’s taking so long.
Gancho en mano y tejiendo nuestra alfombra. No es de extrañar que esté tardando tanto.
• This tamarind was cut down to a stump last year. It’s now the happiest one in town. (And it will soon be trimmed to within an inch of its life.)
• Este tamarindo fue cortado a un tocón el año pasado. Ahora es el más feliz de la ciudad. (Y pronto se recortará a una pulgada de su vida útil).
Another one about to bite the dust (or the puddle).
Otro a punto de morder el polvo (o el charco).
The third-floor view of Wednesday’s sunset from the corner of our back hall.
La vista del tercer piso del atardecer del miércoles desde la esquina de nuestro pasillo trasero.
Caught it! Moose even surprised himself. He’s quick for a … Moose.
¡Cogido! Moose incluso se sorprendió a sí mismo. Es rápido para un … Moose.

Fog fugue / Fuga de niebla

La versión en español está después de la versión en inglés.

I’VE BEEN IN A BIT of a fog lately. Well, not so much a fog as a fugue. I know most of you can understand. As Mrs. Lovett sang in “Sweeny Todd”: Times is hard. To accompany my mood, a fog rolled in yesterday early afternoon.

This morning, there was a “marine layer” on the horizon. We never heard the term marine layer until we moved to San Diego in 1993. We had just arrived and were staying in a temporary apartment provided by the University of California, San Diego while we looked for a permanent home. Judyshannon immediately flew down from Seattle. She would often spend a few days when we arrived in one of our many new homes.

Judy and San Geraldo were watching the morning weather forecast and the meteorologist mentioned the inverted marine layer. Now, they both quickly surmised what a marine layer would be, but when I came out of the bedroom, I found them standing on the balcony tilting their heads in different directions and discussing something intently. “What’s an inverted marine layer?” they asked. We quickly learned that an inverted marine layer is a marine layer that comes onto land. Duh! We thought that was simply called fog, but apparently there are different kinds of fog. SG wondered if the marine layer we could see today was an inverted marine layer in Morocco.

DESPITE ALL THE CONCERNED warnings I have received, I continue cooking. I haven’t tried baking (or nuking) anything new, but I’ve been using a sharp knife every morning to cut up fresh fruit. No blood. Yet. That gives me the confidence to actually bake something, although SG will have to teach me how to work our hi-tech oven. And I’m sure he’ll remind me a number of times, “Be careful now. It’s hot.”

Click the images to increase the fog (and the fruit).

.

ÚLTIMAMENTE HE ESTADO EN UN poco de niebla. Bueno, no tanto una niebla como una fuga. Sé que la mayoría de vosotros podéis entender. Como cantó la Sra. Lovett en “Sweeny Todd”: Los tiempos son difíciles. Para acompañar mi estado de ánimo, una niebla llegó ayer a primera hora de la tarde.

Esta mañana, había una “capa marina” en el horizonte. Nunca escuchamos el término capa marina hasta que nos mudamos a San Diego en 1993. Acabábamos de llegar y nos estábamos quedando en un apartamento temporal proporcionado por la Universidad de California en San Diego mientras buscábamos un hogar permanente. Judyshannon inmediatamente voló desde Seattle. A menudo pasaba unos días cuando llegamos a uno de nuestros muchos hogares nuevos.

Judy y San Geraldo estaban mirando el pronóstico del tiempo de la mañana y el meteorólogo mencionó la capa marina “invertida”. Ahora, ambos supusieron rápidamente lo que sería una capa marina, pero cuando salí del dormitorio, los encontré de pie en el balcón inclinando la cabeza en diferentes direcciones y discutiendo algo intensamente. “¿Qué es una capa marina invertida?” ellos preguntaron. Rápidamente aprendimos que una capa marina invertida es una capa marina que llega a la tierra. ¡Duh! Pensamos que simplemente se llamaba niebla, pero aparentemente hay diferentes tipos de niebla. SG se preguntó si la capa marina que podíamos ver hoy era una capa marina “invertida” en Marruecos.

A PESAR DE TODAS las advertencias preocupantes que he recibido, sigo cocinando. No he intentado hornear (o nuclear) nada nuevo, pero he estado usando un cuchillo afilado todas las mañanas para cortar fruta fresca. Sin sangre. Todavía. Eso me da la confianza para hornear algo, aunque SG tendrá que enseñarme cómo trabajar con nuestro horno de alta tecnología. Y estoy seguro de que me recordará varias veces: “Ten cuidado ahora. Hace calor.

Haz clic en las imágenes para aumentar la niebla (y la comida).

.

Wednesday morning and afternoon.
La mañana y tarde de miércoles.

.

Thursday’s marine layer.
La capa marinera del jueves.

Are Trix for Kids? / ¿Trix Es Solo Para Niños?

La versión español está después de la versión inglés.

MY PAL LUKE and I went to the zoo (Bioparc Fuengirola) again yesterday and it made me think of my favorite breakfast cereals. Read on and you’ll see why. When I met San Geraldo (remember, I was just a child … of 27), I loved Froot Loops, Trix, and Lucky Charms. Like most children, I really only liked the marshmallow bits in Lucky Charms, and I loved making rainbow milk with the Trix and Froot Loops. My dear friend Susan — she of the recent care package (click here) remembered that.

Included in my box of goodies was a one-pound bag (half a kilo) of marshmallow bits. Susan attached a note saying we had to share the marshmallow bits with Luke. My first thought was, “Fat chance!” But yesterday I saw Luke floating in the ball pit at Bioparc’s brand new playground and it reminded me of a big bowl of Trix. And I thought, ‘Oh, go ahead. Share with the poor kid.’ Besides, I really don’t think a pound of marshmallow bits, is on any diabetic’s diet. Maybe Kathleen can use them to make some of her pseudo Rice Krispies treats (click here)— which I know changes the chemical structure of the marshmallow bits into something perfect for a Diabetic. That’s a scientific fact (that I just made up).

.

MI COMPADRE LUKE y yo fuimos al zoológico (Bioparc Fuengirola) otra vez ayer y me hizo pensar en mis cereales de desayuno favoritos. Sigue leyendo y verás por qué. Cuando conocí a San Geraldo (recuerda, yo era solo un niño … de 27), me encantaban los Froot Loops, Trix, y Lucky Charms. Como la mayoría de los niños, solo me gustaban los trocitos de malvavisco en Lucky Charms, y me encantaba hacer la leche del arco iris con Trix y Froot Loops. Mi querida amiga Susan: ella del paquete de cuidado reciente (haz clic aquí) lo recordó.

Incluido en la caja había una bolsa (medio kilo) de trocitos de malvaviscos. Susan adjuntó una nota que decía que teníamos que compartir los malvaviscos con Luke. Lo primero que pensé fue: “¡Ni hablar de eso!”. Pero ayer vi a Luke flotando en el hoyo de la pelota en el nuevo parque de juegos de Bioparc y me recordó un gran tazón de Trix. Y pensé, ‘Oh, adelante. Comparta con el pobre niño.’ Además, realmente no creo que medio kilo de trocitos de malvavisco, esté en la dieta de cualquier diabético. Tal vez Kathleen pueda usarlos para hacer algunos de sus seudo Rice Krispies Treats (haz clic aquí), que sé que cambian la estructura química de los trocitos de malvavisco en algo perfecto para un diabético. Eso es un hecho científico (que acabo de hacer).