Digging Diapers / Cavando Pañales

La versión en español está después de la versión en inglés.

I PUT ON ANOTHER REVERSIBLE mask this morning and went for a walk on the beach. These fabrics were two more of my choices and Judyshannon combined them perfectly.

I was inspired to go on an archaeological dig, something I’ve never done. First I had to find dinosaur prints and next I had to find dinosaur bones. All I found were Fuengirola fashion mavens in shorts or almost not in shorts. Some, as usual, looked like diapers.

And, since I started with two shots of me on the beach, I though I’d finish with one more. Rockaway Beach, New York. July 1955. In a diaper. I think I wore it so much better.

.

ME PUSE OTRA MASCARILLA REVERSIBLE esta mañana y salí a caminar por la playa. Estas telas fueron dos de mis selecciones y Judyshannon las combinó perfectamente.

Me inspiró para ir a una excavación arqueológica, algo que nunca he hecho. Primero tenía que encontrar huellas de dinosaurios y luego tenía que encontrar huesos de dinosaurios. Todo lo que encontré fueron expertos en moda de Fuengirola en pantalones cortos o casi no en pantalones cortos. Algunos, como siempre, parecían pañales.

Y, como comencé con dos fotos mías en la playa, pensé que terminaría con una más. Rockaway Beach, Nueva York. Julio de 1955. En un pañal. Creo que lo usé mucho mejor.

Walking on the bike path, he appeared to have forgotten his pants … and his bicycle.
Caminando por el carril bici, parecía haber olvidado sus pantalones … y su bicicleta.

Learning to Walk on Water / Aprendiendo a Caminar Sobre el Agua

La versión español está después de la versión inglés.

MY COUSIN CARLY RECENTLY SHARED a bunch of old (really old, some from the 1930s) photos she received from her grandmother and SG discovered a bunch of photos (scans) of our history together. So, I’ll soon be sharing more stories. I’m sure the statute of limitations has expired on most of the crimes committed by my mother and her sisters.

Today, I have more shots around the neighborhood and on the water. It starts with a bicycle on the beach. I love those big, fat tires. Then comes the Virgin of Carmen, patron saint of mariners. Opposite the Virgin of Carmen, I spotted what appeared to be a paddle-boarding class. Probably a good place to practice, under the watchful eye of the Virgin, especially if you want to learn how to walk on water.

And we finish with yours truly. Today’s mask is the flip side of yesterday’s Great Wave. Judyshannon carried through with the water theme. She’s so clever. And she told me yesterday, she mailed a few more masks!

I’m grateful today, as I am most days. I’ve noticed I can be grateful and miserable at the same time. This is disappointing.

.

MI PRIMA CARLY RECIENTEMENTE COMPARTIÓ un montón de fotos antiguas (muy antiguas, algunas de la década de 1930) que recibió de su abuela, y SG descubrieron un montón de fotos (escaneos) de nuestra historia juntos. Entonces, pronto compartiré más historias. Estoy seguro de que el plazo de prescripción ha expirado en la mayoría de los delitos cometidos por mi madre y sus hermanas.

Hoy, tengo más fotos en el vecindario y en el agua. Comienza con una bicicleta en la playa. Me encantan esos neumáticos grandes y gordos. Luego viene la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. Frente a la Virgen del Carmen, vi lo que parecía ser una clase de remo. Probablemente sea un buen lugar para practicar, bajo la atenta mirada de la Virgen, especialmente si quieres aprender a caminar sobre el agua.

Y terminamos con el tuyo de verdad. La mascarilla de hoy es la otra cara de la Gran Ola de ayer. Judyshannon continuó con el tema del agua. Ella es muy inteligente. Y ella me dijo ayer, ¡envió algunas máscaras por correo!

Estoy agradecido hoy, como lo estoy la mayoría de los días.He notado que puedo estar agradecido y miserable al mismo tiempo. Esto es decepcionante.

Another Day at the Beach / Otro Día en la Playa

La versión español está después de la versión inglés.

THE NEW NORMAL MAY NOT be the Old Normal, but there are similarities. For one, there are more people out and about. And, in two days, when our borders open (thankfully, with limits), there will be a lot more. So, that eerie but amazing quiet we experienced in March and April is gone. Jet skis are overwhelming the sounds of the surf. But flowers are still blooming (as they always are here), people are again enjoying each other’s company. And a couple of sand sculptors have gotten back to work.

.

LA NUEVA NORMAL PUEDE NO ser la Vieja Normal, pero hay similitudes. Por un lado, hay más personas por todas partes. Y, en dos días, cuando se abran nuestras fronteras (afortunadamente, con límites), habrá mucho más. Entonces, ese silencio misterioso pero sorprendente que experimentamos en marzo y abril se ha ido. Las motos acuáticas están abrumando los sonidos del surf. Pero las flores todavía están floreciendo (como siempre están aquí), las personas nuevamente disfrutan de la compañía del otro. Y un par de escultores de arena han vuelto al trabajo.

Not all it’s “cracked” up to be?
¿Una grieta en el processo?
These are on the paseo. I’ll share more of our terrace another day.
Estos están en el paseo. Compartiré más de nuestra terraza otro día.
These beautiful flowers are from branches of a tree that annually “volunteers” to grow out of a crack in an overpass.
Estas hermosas flores son de ramas de un árbol que anualmente se “ofrecen” como voluntarios para crecer de una grieta en un paso elevado.
This is a new, crazy, development. Please just sweep… for so many reasons!
Este es un desarrollo nuevo y loco. ¡Por favor solo barre … por muchas razones!
Laughing Buddha 2013 (with bodyguard/inspiration).
Laughing Buddha 2013 (con guardaespaldas / inspiración).
Laughing Buddha 2020. And that about sums things up!
Buda Riendo 2020. ¡Y eso resume todo!

Lockdown Days 97 & 98: Where Have I Been? / Encierro Días 97 & 98: ¿Dónde He Estado?

La versión español está después de la versión inglés.

ASK ME HOW MY DAY was yesterday. Go ahead. Ask me. [“So, Mitchell, how was your day yesterday?”] Uff! Don’t ask! Just imagine a combination of sciatica and severe constipation. That’s what kind of day I had. I’ll let you wonder if that description is literal or figurative.

My hip continues to ache, but not terribly. Walking in the sand has seemed to help, so instead of getting out of bed and heading right to my computer where I would sit and eat breakfast, I had a protein bar and headed out for an early-ish walk on the beach. I walked more than two kilometers as rapidly as I could without having to avoid anyone else. The sun was shining. The sand wasn’t yet hot. I worked up a sweat. My body felt great. All was well.

I returned home and had a quick, healthy breakfast before throwing on fresh shorts and a T-shirt and heading to Mesón Salvador for coffee with San Geraldo. I felt better than the day before. (Don’t even get me started on the day before.) I figured I’d blog after lunch, and then go on a little shopping expedition to Plaza Mayor.

After lunch, we discovered the internet was down. No problem. It sometimes happens. I rebooted both boxes. Four times. That’s when I began phoning Movistar (our internet provider). I won’t bother telling you how many times I dialed and was immediately disconnected, or how many times I made it through one, two, or even three prompts only to get disconnected again. I won’t tell you because I lost count.

I tried using my mobile [phone] to connect to Movistar’s website. The website didn’t respond. I texted Technical Support. An hour later, I received a text reply telling me it would be easier if I simply logged into Movistar’s website! Oh yeah?!? And then my mobile lost its connection.

So, I joined San Geraldo for a siesta. Dudo was just getting settled. San Geraldo began slapping the bed and saying to Moose, “Come on. You can come up. Come on.” Slap slap slap. “Come on. Come on.” Slap slap slap. I considered slapping SG but I instead slapped the bed. Hard. Twice. He said to Moose, “Well! I guess we can’t do that anymore.” Moose left the room. We settled down. Sort of. Dudo suddenly flew from the bed to the dresser to look out the window, which was closed because we had the air conditioning on.

A very short time later, SG decided to get up. He left the room, closing the door behind him. Dudo doesn’t like closed doors. He immediately ran to the door and slapped it with his paws a few times. And then he meowed. And meowed. He jumped on the bed and meowed directly in my face. I got up. I won’t tell you what I said. I opened the door. I won’t tell you what I said next. Dudo ran out. I closed the door. I said something that surprised even me. And I settled back down for my siesta.

Less than a half hour later, Dudo was back in the room. Yowling. In my face. He wanted to go out in the hall. I muttered something else I won’t bother repeating. Dudo and I went out together. He cuddled. He explored. I phoned Movistar. I got through! I was put on hold for an agent. I held and held. No problem. The agent came on and I stupidly asked if he spoke English. I said my Spanish was fine, “but it’s been a long afternoo…” He interruped and said, “No problem. I’ll connect you with an agent who speaks English. “No, no… no… We can do this in Spanish…” I whimpered. But it was too late. Miraculously, although I was on hold a while longer, I didn’t get disconnected. Finally, another agent picked up. He spoke Spanish. I asked if he spoke English. “No,” he said, “but I can connect you…” “NO, no, no!” I blurted. “That’s OK, I can speak Spanish!” I explained the problem. He told me it was part of a very large issue and they were working on it. And that was the end of the conversation and four hours of frustration.

San Geraldo then commented that maybe we could watch regular TV. I had forgotten that we pay for a TV package that we never use. Typical of us. So, after a bunch of hunting and pecking with our two remote controls, I remembered how to get the TV stations. We found something to watch. And that’s when SG’s mobile beeped and we realized we had internet service again. Don’t ask what I muttered at that point. Seriously, don’t even ask.

San Geraldo suggested pasta for dinner. I suggested going out. We stayed home and had pasta. It turned out to be a good idea. I don’t think I was actually ready for the public.

And that’s why this entry is both for Lockdown Day 97 (yesterday) and Lockdown Day 98 (today). I just got back from this morning’s walk on the beach. I’m going to Plaza Mayor after lunch (I think). Our State of Alarm officially ends today and the New Normal begins tomorrow. We’re thankful the New Normal comes with its own set of restrictions. I promise to tell you what “normal” feels like in the coming days.

Do you suppose the New Normal will be any better than the Old Normal?

.

PREGÚNTAME CÓMO FUE MI DÍA de ayer. Adelante. Preguntame. [“Entonces, Mitchell, ¿cómo fue tu día ayer?”] ¡Uff! ¡No preguntes! Solo imagine una combinación de ciática y estreñimiento severo. Ese es el tipo de día que tuve. Te dejaré preguntarte si esa descripción es literal o figurativa.

Mi cadera sigue doliendo, pero no terriblemente. Caminar en la arena parece haber ayudado, así que en lugar de levantarme de la cama y dirigirme directamente a mi ordenador donde me sentaría a desayunar, tomé una barra de proteínas y salí a dar un paseo temprano por la playa. Caminé más de dos kilómetros tan rápido como pude sin tener que evitar a nadie más. El sol brillaba. La arena aún no estaba caliente. Me sudaba mucho. Mi cuerpo se sintió genial. Todo estuvo bien.

Regresé a casa y tomé un desayuno rápido y saludable antes de ponerme pantalones cortos frescos y una camiseta y dirigirme a Mesón Salvador para tomar un café con San Geraldo. Me sentí mejor que el día anterior. (Ni siquiera empiece el día anterior). Me imaginé que bloguearía después del almuerzo, y luego iría a una pequeña expedición de compras a Plaza Mayor.

Después del almuerzo, descubrimos que Internet estaba caído. No hay problema. A veces sucede. Reinicié ambas cajas. Cuatro veces. Fue entonces cuando comencé a llamar a Movistar (nuestro proveedor de internet). No le diré cuántas veces marqué e inmediatamente me desconecté, o cuántas veces logré pasar una, dos o incluso tres indicaciones solo para desconectarme nuevamente. No te lo diré porque perdí la cuenta.

Intenté usar mi móvil para conectarme al sitio web de Movistar. El sitio web no respondió. Envié un mensaje de texto a soporte técnico. Una hora después, recibí una respuesta de texto que me decía que sería más fácil si simplemente iniciara sesión en el sitio web de Movistar. ¿¡¿Oh si?!? Y luego mi móvil perdió su conexión.

Entonces, me uní a San Geraldo para una siesta. Dudo se estaba acomodando. San Geraldo comenzó a bofetar la cama y le dijo a Moose: “Vamos. Puedes subir. Venga.” Bofeta bofeta bofeta. “Venga. Venga.” Bofeta bofeta bofeta. Pensé en abofetear a SG, pero en su lugar golpeé la cama. Fuerte. Dos veces. Le dijo a Moose: “¡Bueno! Supongo que ya no podemos hacer eso”. Moose salió de la habitación. Nos instalamos. Algo así como. Dudo repentinamente voló de la cama al tocador para mirar por la ventana, que estaba cerrada porque teníamos el aire acondicionado encendido.

Poco tiempo después, SG decidió levantarse. Salió de la habitación y cerró la puerta detrás de él. A Dudo no le gustan las puertas totalmente cerradas. Inmediatamente corrió hacia la puerta y la golpeó con las patas varias veces. Y luego maulló. Y maullado. Saltó sobre la cama y maulló directamente en mi cara. Me levanté. No te diré lo que dije. Abrí la puerta. No te diré lo que dije a continuación. Dudo salió corriendo. Yo cerré la puerta. Dije algo que incluso me sorprendió. Y me instalé de nuevo para mi siesta.

Menos de media hora después, Dudo había vuelto a la habitación. Aullando En mi cara. Quería salir al pasillo. Murmuré algo más que no me molestaría en repetir. Dudo y yo salimos juntos. Él se acurrucó. El exploró. Llamé a Movistar. ¡Lo logré! Me pusieron en espera de un agente. Lo sostuve y lo sostuve. No hay problema. El agente entró y le pregunté estúpidamente si hablaba inglés. Dije que mi español estaba bien, “pero ha sido una tarde larga …” Interrumpió y dijo: “No hay problema. Le conectaré con un agente que hable inglés. “No, no … no … podemos hacer esto en español …” gemí. Pero fue demasiado tarde. Milagrosamente, aunque estuve en espera un poco más, no me desconecté. Finalmente, otro agente recogió. El hablaba español. Le pregunté si hablaba inglés. “No”, dijo, “pero puedo conectarle …” “¡NO, no, no!” solté. “Está bien, ¡puedo hablar español!” Le expliqué el problema. Me dijo que era parte de un problema muy grande y que estaban trabajando en ello. Y ese fue el final de la conversación y cuatro horas de frustración.

San Geraldo luego comentó que tal vez podríamos ver la televisión regular. Había olvidado que pagamos un paquete de TV que nunca usamos. Típico de nosotros. Entonces, después de un montón de cazar y picotear con nuestros dos mandos, recordé cómo obtener las estaciones de televisión. Encontramos algo para mirar. Y fue entonces cuando el móvil de SG sonó y nos dimos cuenta de que teníamos servicio de internet nuevamente. No preguntes qué murmuré en ese momento. En serio, ni siquiera preguntes.

San Geraldo sugirió pasta para la cena. Sugerí salir. Nos quedamos en casa y comimos pasta. Resultó ser una buena idea. No creo que estuviera realmente listo para el público.

Y es por eso que esta entrada es tanto para el Día de bloqueo 97 (ayer) como para el Día de bloqueo 98 (hoy). Acabo de regresar de la caminata de esta mañana en la playa. Voy a Plaza Mayor después del almuerzo (creo). Nuestro Estado de Alarma termina oficialmente hoy y la Nueva Normal comienza mañana. Agradecemos que la Nueva Normalidad tenga su propio conjunto de restricciones. Prometo decirte lo que se siente “normal” en los próximos días.

¿Crees que la Nueva Normal será mejor que la Vieja Normal?

.

Serenity, now! / Serenidad, ¡ahora!

Lockdown Day 93: Open a New Door / Encierro Día 93: Abre una Nueva Puerta

NOT LONG AFTER WE MOVED in (more than seven years ago — the longest we have ever lived anyplace in our nearly 39 years together), we had vertical blinds installed in all the windows. SG uses them all the time in his office to reduce the glare on his computer screen. I use them in my office for privacy since that window looks onto our entry hall. We use them in the bedroom so the sun won’t wake us up in the morning. The only time they’re closed in the living room is when we watch TV. I don’t really like having the TV in the living room, but having two offices and one bedroom, and no den, it’s our only choice. Besides, we’ve taken to having lunch and dinner in front of the set.

We didn’t plan very well, however, and didn’t buy totally opaque blinds. San Geraldo, who’s eyes are very sensitive to the light, watched TV with his sunglasses on. And if we watched film noire, or a dramatically lit series, we couldn’t even see the images on the screen. So, finally, I ordered new blinds and they were installed today. We just watched another episode of “Blindspot” on HBO and we saw every little detail. No blind spots! I also had the new blinds start at the ceiling instead of right above the doors. It gives the room more height.

I’m off one more time for the orthodontist. If this is not the last visit, you may hear me pop my cork — no matter how far away you live. I’ve been saving up for one summation of my experience. At least I’ll get another walk home along the Mediterranean Sea on this warm, sunny, summer-like day.

At top is a shot from yesterday’s walk on the beach. The sand was so hot I burned the bottoms of my feet before putting my sandals back on. Oh, feel sorry for me!

.

NO MUCHO DESPUÉS DE MUDARNOS (hace más de siete años, el más largo que hemos vivido en un lugar en nuestros casi 39 años juntos), teníamos persianas verticales instaladas en todas las ventanas. San Geraldo los usa todo el tiempo en su oficina para reducir el brillo en la pantalla de su ordenador. Los uso en mi oficina por privacidad ya que esa ventana da a nuestro pasillo de entrada. Los usamos en la habitación para que el sol no nos despierte por la mañana. La única vez que están cerrados en la salón es cuando vemos la televisión. Realmente no me gusta tener el televisión en la salón, pero tener dos oficinas y un dormitorio, y no un estudio, es nuestra única opción. Además, comenzamos a almorzar y cenar frente al set.

Sin embargo, no planificamos muy bien y no compramos persianas totalmente opacas. San Geraldo, cuyos ojos son muy sensibles a la luz, miraba la televisión con sus gafas de sol. Y si viéramos una película negra o una serie dramáticamente iluminada, ni siquiera podríamos ver las imágenes en la pantalla. Entonces, finalmente, ordené nuevas persianas y se instalaron hoy. Acabamos de ver otro episodio de “Blindspot” (Punto Ciego) en HBO y vimos cada pequeño detalle. No hay puntos ciegos! También hice que las nuevas persianas comenzaran en el techo en lugar de justo encima de las puertas. Le da a la habitación más altura.

Me voy ahora, una vez más, al ortodoncista. Si esta no es la última visita, es posible que me escuches gritar sin importar qué tan lejos vivas. He estado ahorrando para un resumen de mi experiencia. Al menos volveré a casa caminando por el mar Mediterráneo en este día cálido, soleado y veraniego.

En la parte superior hay una foto del paseo de ayer por la playa. La arena estaba tan caliente que me quemé las plantas de los pies antes de volver a ponerme las sandalias. ¡Oh, lástima por mí!

.