Double Happiness / Doble Felicidad

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAS a second-cousin from Norway (yes, another one) who usually spends several weeks every year in Southern Spain, in Torrox, a pueblo blanco (white village). Her name is Vårin. We try to get together when one of her daughters comes to visit. Tuesday, we drove the 55 minutes to Torrox where we were served another one of Vårin’s typically delicious Norwegian/Spanish lunches.

As is common in Andalucia’s pueblos blancos, the streets are steep. In Torrox, it’s difficult to find any level ground at all. Most streets, like Vårin’s, are nothing more than stairways.

During our first visit, we watched a 127-year-old man (OK, maybe that’s an exaggeration) trot up one series of steps after another, leaving us in the dust. Vårin, at 81, goes up and down the streets like that 127-year-old. As her daughter Berit said, “My mother’s a goat.”

The weather was beautiful for our drive to Torrox, but midway through lunch there was a sudden downpour (with thunder and lightning… very, very frightening) that turned the streets into waterfalls. It rained a bit during our drive home and San Geraldo then said, “There should be a rainbow.” He looked in the rearview mirror and there it was. And not just one. We had double happiness.

NOTE: Click the images to double YOUR happiness.

.

SAN GERALDO TIENE una prima segunda de Noruega (sí, otra) que generalmente pasa varias semanas cada año en el sur de España, en Torrox, un pueblo blanco. Ella se llama Vårin. Intentamos reunirnos cuando una de las hijas de Vårin viene de visita. El martes, conducimos los 55 minutos hasta Torrox, donde nos sirvieron otro de los almuerzos típicamente deliciosos noruegos/españoles de Vårin.

Como es común en los pueblos blancos de Andalucía, las calles son empinadas. En Torrox, es difícil encontrar un terreno nivelado. La mayoría de las calles, como la calle de Vårin, no son más que escaleras.

Durante nuestra primera visita, vimos a un hombre de 127 años (OK, tal vez eso es una exageración) trotar una serie de pasos tras otro, dejándonos en el polvo. Vårin, a los 81, sube y baja las calles como ese hombre de 127 años. Como dijo su hija Berit: “Mi madre es una cabra”.

El clima era hermoso para nuestro viaje a Torrox, pero a la mitad del almuerzo hubo un chaparrón repentino que convirtió las calles en cascadas. Llovió un poco durante nuestro viaje a casa y San Geraldo dijo: “Debería haber un arcoíris”. Miró por el espejo retrovisor y allí estaba. Y no solo uno. Teníamos doble felicidad.

NOTA: Haz clic en las imagenes para doblar tu felicidad.

One Night Stand / Aventura de Una Noche

La versión español está después de la versión inglés.

I KNOW WHAT you’re thinking, but I didn’t say a one-night stand. I said one night stand. No hyphen. Different meaning. Punctuation is important. Although nightstand is really one word — but that would have screwed up my joke.

It all started when San Geraldo said he wanted to sleep with me. Well, come to think of it, it DID all start that way. But that was more than 38 years ago. This time around, he said he wanted to get rid of his bed and turn his room into an office instead of an office/bedroom. We could then, he said, replace the big bed in the master bedroom with new beds like the ones we had in the hotels in Norway (side by side, but separate and with separate bed covers so we didn’t disturb each other).

We got the new beds and we’re blissfully back to sleeping together after years of mostly sleeping separately. We then bought a new sofa bed for the living room (a sofa/chaise combo), which gives us an extra bed if we should need it — like when someone snores too much or turns the heat up too high or someone else kicks or swings out in the wrong direction or someone, any someone, isn’t feeling well.

Our friend Pedro disassembled the very nice trundle bed that had been in SG’s office and took it to their house. And now SG is slowly rearranging and organizing his more spacious office — so he can quickly make a mess again.

We’ve had two different dining room tables since our move to Spain in 2011. After using the second one twice in our first two years in Fuengirola, we decided to get rid of it and buy a piano (the second dining table of glass and chrome is now my very large desk). Since I don’t play and San Geraldo (who DOES play) only used the piano for a year before getting bored, we thought we’d sell the piano and buy a new dining room table and chairs for those rare times we actually feel like hosting. So, that and a new comfy chair for the living room are still in the works. The cats are adjusting well to our sleeping arrangement. But they’re a bit bent out of shape at the disappearance of their day bed and their chairs and sofa.

I BOUGHT A SMALL, FUNKY cabinet a while back in Sevilla that now works perfectly as a night table. But I’ve yet to find another one like it, except online. I found a perfect complement in town for 500 euros. But I thought that was kind of steep for a one-night stand.

.

SÉ LO QUE estás pensando, pero no realmente dije (en inglés) una aventura de una noche. One-night Stand significa una Aventura de Una Noche. Pero, One Night Stand, sin guión, significa Una Mesita de Noche. La puntuación es importante. Aunque mesita de noche es realmente una palabra en inglés (nightstand), eso habría arruinado mi broma.

Todo comenzó cuando San Geraldo dijo que quería acostarse conmigo. Bueno, ahora que lo pienso, todo comenzó literalmente así. Pero eso fue hace más de 38 años. Esta vez, dijo que quería deshacerse de su cama y convertir su dormitorio en una oficina en lugar de una oficina/dormitorio. Entonces podríamos, dijo, reemplazar la cama grande en el dormitorio principal con camas nuevas como las que teníamos en los hoteles en Noruega (una al lado de la otra, pero separadas y con sábanas separadas para que no nos molestemos).

Tenemos las camas nuevas y estamos felices de volver a dormir juntos después de años de dormir en su mayoría por separado. Luego compramos un nuevo sofá cama para la sala de estar (una combinación de sofá/chaise), que nos da una cama adicional si la necesitamos — como cuando alguien ronca demasiado o sube la temperatura demasiado alto o alguien más patea o balancea fuera en la dirección equivocada o alguien, alguien, no se siente bien.

Nuestro amigo Pedro desarmó la muy bonita cama nido que había estado en la oficina de SG y la llevó a su casa. Y ahora SG está reorganizando y organizando lentamente su oficina más espaciosa, para que pueda volver a hacer un desastre rápidamente.

Hemos tenido dos mesas de comedor diferentes desde que nos mudamos a España en 2011. Después de usar la segunda dos veces en dos años, decidimos deshacernos de ella y comprar un piano (la segunda mesa de vidrio y cromo ahora es mi escritorio muy amplio). Como yo no toco y San Geraldo (que toca) solo usó el piano durante un año antes de aburrirnos, pensamos que venderíamos el piano y compraríamos una nueva mesa y sillas de comedor para esos raros momentos en los que realmente sentimos organizando una cena. Entonces, eso y una nueva silla cómoda para la sala de estar todavía están en proceso. Los gatos se están adaptando bien a nuestra disposición para dormir. Pero están un poco deformados por la desaparición de su cama de día y sus sillas y sofá.

COMPRÉ UNA CAJONERA PEQUEÑA Y moderna en Sevilla hace un tiempo que ahora funciona perfectamente como una mesita de noche. Pero todavía tengo que encontrar otra similar, excepto en línea, por lo que es posible que tenga que pedir una. Encontré un complemento perfecto aquí en Fuengirola por 500 euros. Pero pensé que era un poco caro para una aventura de una noche.

.

Our one nightstand.
Nuestra una mesita de noche.