Hey Good Lookin’ / Oye Luce Bien

La versión español está después de la versión inglés.

GIVEN THAT I was told I shouldn’t eat canned (tinned) fruit, I’ve been having a fresh orange every day. When the oranges run out, I’ll have something else. But, it means I’ve been cooking every morning. Which in my case simply means, I’m using a knife. An entire week and I haven’t cut myself. Not even once. My recipe is too complex to put into words, so I’ve decided to provide step-by-step photos beginning with the one at top.

.

DADO QUE ME dijeron que no debía comer fruta enlatada, he estado comiendo una naranja fresca todos los días. Cuando las naranjas se acaben, tomaré algo más. Pero, significa que he estado cocinando todas las mañanas. Lo que en mi caso simplemente significa, estoy usando un cuchillo. Una semana entera y no me he cortado. Ni una sola vez. Mi receta es demasiado compleja para ponerla en palabras, así que he decidido proporcionar fotos paso a paso que comiencen con la de arriba.

Not to be outdone, San Geraldo turned cauliflower into rice. Show-off!
Para no quedarse atrás, San Geraldo convirtió la coliflor en arroz. ¡Alarde!

Smile, Ebeneezer! / ¡Sonríe, Ebeneezer!

La versión español está después de la versión inglés.

Christmas Eve was spent at the home of our friends Tynan and Elena, as has become our annual tradition. Elena cooked up a roast feast, which I was mostly too busy eating to photograph. Her sister Isa makes croquettes better than Mama used to make (Mama’s recipe, and Mama was there). And there were plates of Iberian ham, cheese, and sausage. Another perfect, joyful, loving, laughing evening with a very special family.

And San Geraldo baked! His now famous lemon bars and another chocolate cake beyond compare; this time with strawberry buttercream frosting between the layers. I don’t care if he DOES fall asleep at every party I take him to.

La Nochebuena se pasó en la casa de nuestros amigos Tynan y Elena, ya que se ha convertido en nuestra tradición anual. Elena preparó un banquete de asados, que en su mayoría estaba demasiado ocupada comiendo para fotografiar. Su hermana Isa hace croquetas mejor de lo que Mamá solía hacer (la receta de Mamá y Mamá estaba allí). Y había platos de jamones ibéricos, quesos, y salchichas. Otra velada perfecta, alegre, amorosa y risueña con una familia muy especial.

Y San Geraldo al horno! Sus ahora famosas barras de limón y otro pastel de chocolate sin comparación; Esta vez con crema de fresa glaseada entre las capas. No me importa si se duerme en cada fiesta a la que lo llevo.