A soldier / Un soldado

La versión en español está después de la versión en inglés.

WHILE REVIEWING SOME DIGITAL FILES for uploading to San Geraldo’s genealogy database, I rediscovered my father’s World War II diary and photo album (all scanned before we moved to Spain).

My father served in the 3rd US Infantry Division. His division saw some of the worst fighting and suffered the most casualties. He never talked about the war, but was clearly proud of his years and had a collection of medals, including the Silver Star awarded in 1945 for gallantry in action. My mother had his medals framed in a shadow box in 1970. When she died, I gave the frame to The Kid Brother, who already had the American flag that had been draped on my father’s coffin at his funeral.

My parents’ politics were diametrically opposed. My father was a conservative and a hawk. My mother was a liberal and a dove. But that was common. Most people at opposite ends of the political spectrum didn’t consider those who disagreed with them to be the devil’s spawn — back then.

My father died in 1987 and already thought Donald Trump (and his father Fred) were jerks (both devil and spawn). He and my mother wouldn’t be cancelling out each other’s votes this year. It would be two more for Biden/Harris.

But back to the diary and photos. I need to edit all the scans to reduce them to a usable size and will then create an album for SG’s website. This collection is a fascinating piece of history. My father kept a day-by-day photo diary of his crossing of the Atlantic, newspaper clippings about his division, cartoons, newsletters, postcards to my mother, and official documents. My mother was furious with him when he reenlisted in 1946. By that time he was a staff sergeant and had found his calling. He wanted to make a career of it. They married while he had less than a year to go.

My father returned from Germany and was stationed in Fort Dix, New Jersey for his final months, where, without telling my mother, he took the “Leaders’ Course.” His commanding officer even wrote to convince her of her husband’s great future in the military. But although my father was, on the surface, “the boss,” The Dowager Duchess made it clear who was really in charge. “Absolutely not!” was the royal command.

.

MIENTRAS REVISABA ALGUNOS ARCHIVOS DIGITALES para subirlos a la base de datos de genealogía de San Geraldo, redescubrí el diario y el álbum de fotos de mi padre de la Segunda Guerra Mundial (todos escaneados antes de mudarnos a España).

Mi padre sirvió en la 3.ª División de Infantería de Estados Unidos. Su división vio algunos de los peores combates y sufrió la mayor cantidad de bajas. Nunca habló de la guerra, pero estaba claramente orgulloso de sus años y tenía una colección de medallas, incluida la Estrella de Plata otorgada en 1945 por su valentía en acción. Mi madre tenía sus medallas enmarcadas en una caja de sombra en 1970. Cuando ella murió, le di el marco a The Kid Brother, que ya tenía la bandera estadounidense que había sido colocada en el ataúd de mi padre en su funeral.

La política de mis padres era diametralmente opuesta. Mi padre era conservador y halcón. Mi madre era liberal y paloma. Pero eso era común. La mayoría de las personas en los extremos opuestos del espectro político no consideraban que quienes estaban en desacuerdo con ellos fueran el engendro del diablo, en ese entonces.

Mi padre murió en 1987 y ya pensaba que Donald Trump (y su padre Fred) eran unos idiotas (tanto diablo como engendro). Él y mi madre no cancelarían los votos del otro este año. Serían dos más para Biden / Harris.

Pero volvamos al diario y las fotos. Necesito editar todos los escaneos para reducirlos a un tamaño utilizable y luego crearé un álbum para el sitio web de SG. Esta colección es una pieza fascinante de la historia. Mi padre llevaba un diario fotográfico de su travesía del Atlántico, recortes de periódicos sobre su división, caricaturas, boletines, postales para mi madre y documentos oficiales. Mi madre estaba furiosa con él cuando se volvió a alistar en 1946. Para entonces, él era sargento de personal y había encontrado su vocación. Quería hacer una carrera con eso. Se casaron cuando a él le quedaba menos de un año.

Mi padre regresó de Alemania y estuvo destinado en Fort Dix, Nueva Jersey durante sus últimos meses, donde tomó el “Curso de Líderes” sin decírselo a mi madre. Su comandante incluso le escribió para convencerla de su gran futuro en el ejército. Pero aunque mi padre era, en la superficie, “el jefe”, La Duquesa Viuda dejó en claro quién estaba realmente a cargo. “¡Absolutamente no!” fue la orden real.

.

Click the small image below for a closer look.
Haz clic en la imagen pequeña a continuación para ver más de cerca.

December 1946. Garmisch, Germany.
Only 20 years old. In for more, ready for a career.


Diciembre de 1946. Garmisch, Alemania.
Solo 20 años de edad. En busca de más, listo para una carrera.

Lockdown Day 82: Take a Lesson from The Kid / Encierro Día 82: Toma una Lección de El Hermanito

La versión español está después de la versión inglés.

THE KID BROTHER. WE SPOKE again Tuesday night (afternoon for him), as we do every Tuesday night (afternoon for him). He’s been fairly pleasant these last four weeks.

Work is “good.” “Busy.” “Not too busy.” He’s eating. “Don’t worry about me,” he says. “Looks like no softball for me this year!” The weather is “nice.” Except when it’s not. The news is “bad.” His roommates are “fine.”

Well, one roommate, Chris, is fine. He won’t speak of the other who regularly answers the phone and whom I like very much. According to The Kid Brother, “He’s messy! He needs to pick his clothes up off the floor… And wash them!” And there’s no forgiving that.

In The Kid Brother’s mind, there’s also no forgiving prejudice. Somehow, he grew up with no racial bias. I had to learn to overcome what I saw through my parents’ eyes, my early childhood suburban eyes, my white-privileged eyes. The Kid Brother was never affected by any of that and would never tolerate it. He also wouldn’t tolerate unkind comments about anyone else’s appearance or awkwardness. The Kid Brother requires all my patience. He also teaches me a lot.

Unfortunately, I have never been able to teach The Kid Brother to hold the door for anyone else. He’s got his priorities.

The photo at top is of The Kid Brother in front of the Liberty Bell in Philadelphia, 1980. The one below is of us with him in Brooklyn in August 1989.

.

EL HERMANITO. HABLAMOS NUEVAMENTE EL martes por la noche (por la tarde para él), como lo hacemos todos los martes por la noche (por la tarde para él). Ha sido bastante agradable estas últimas cuatro semanas.

El trabajo es “bueno.” “Ocupado.” “No demasiado ocupado.” Él está comiendo. “No te preocupes por mí”, dice. “¡Parece que no hay softball para mí este año!” “El clima es agradable.” Excepto cuando no lo es. La noticia es “mala.” Sus compañeros de cuarto están “bien”.

Bueno, un compañero de cuarto, Chris, está bien. No hablará del otro que regularmente contesta el teléfono y que me gusta mucho. Según El Hermanito, “¡Está desordenado! Necesita recoger su ropa del suelo … ¡Y lavarla! Y no hay que perdonar eso.

En la mente de The Kid Brother, tampoco hay prejuicios indulgentes. De alguna manera, creció sin prejuicios raciales. Tuve que aprender a superar lo que vi a través de los ojos de mis padres, mis ojos suburbanos de la primera infancia, mis ojos privilegiados blancos. El Hermanito nunca se vio afectado por nada de eso y nunca lo toleraría. Tampoco toleraría comentarios desagradables sobre la apariencia o incomodidad de los demás. El Hermanito requiere toda mi paciencia. También me enseña mucho.

Desafortunadamente, nunca he podido enseñarle a El Hermanito que abra la puerta a nadie más. Él tiene sus prioridades.

La foto en la parte superior es de El Hermanito frente a la Campana de la Libertad en Filadelfia, 1980. El siguiente es de nosotros con él en Brooklyn en agosto de 1989.

You can always tell when the [vertically challenged] Dowager Duchess was the photographer; the photos are taken from below.
Siempre se puede saber cuándo fue la fotógrafa [desafiada verticalmente] Dowager Duchess; las fotos están tomadas desde abajo.

Flower Extravagance / Extravagancia de Flores

La versión español está después de la versión inglés.

WYNN HOTEL AND Casino is where the show “Le Reve” (click here) is housed and performed. It’s another of the over-the-top Las Vegas venues, filled with glitz, and cheesiness, and beauty. My aunt and uncle stayed there — once. The colors and glitz work a bit better in the public spaces. My aunt said their room was so garish it gave her nightmares.

.

WYNN HOTEL Y Casino es donde se aloja y realiza el espectáculo “Le Reve” (haz clic aquí). Es otro de los lugares exagerados de Las Vegas, lleno de ostentación, queso, y belleza. Mi tía y mi tío se quedaron allí una vez. Los colores y el brillo funcionan mejor en los espacios públicos. Mi tía dijo que su habitación era tan llamativa que le dio pesadillas.