Sky Bar

La versión español está después de la versión inglés.

A FRIEND FROM Oslo is traveling around Southern Spain with her son and grandson and we had the pleasure of seeing them Wednesday evening. A good friend here had heard about a new bar in Fuengirola atop the Hotel El Puerto, part of a chain called Sky Bar. An acquaintance was there just last week and told us it was glorious with breathtaking views up and down the coast. We asked if it was also a restaurant and she said it was. The restaurant area has canvas sun shades, so it’s very pleasant, she explained. We asked if it was formal and she said, not too formal. She showed us photos of a magnificent sunset. A swimming pool was visible. She said that, yes, you do walk around the pool to get to the restaurant. So, that’s where we went for a meal.

Well, it’s a pool bar. On the 10th floor of a separate tower of the 16-floor hotel. The view was nice, but didn’t reach over the mountains in any direction. There were few tables that might accommodate an actual meal, so I asked the bartender if there was a restaurant possibly around a corner. Oh, no, but they had a bar menu if that would do for us. We could get pizzas, a few sandwiches, and even nachos. The canvas barely shaded the seating area and, since the sun was lowering in the sky, it shown straight across the table. The staff were friendly. The nachos sucked, but the pre-made pizzas were surprisingly good, as were the sandwiches — even if they were all served in take-away boxes. I was concerned we were too casual in our shorts and T-shirts, but we were among the very few fully clothed guests, so we were decidedly not underdressed. A nice place to have a drink. In future, we’ll take our acquaintance’s recommendations with a grain of salt (possibly on a margarita).

.

UNA AMIGA DE Oslo viaja por el sur de España con su hijo y su nieto y tuvimos el placer de verlos el miércoles por la noche. Una buena amiga había oído hablar de un nuevo bar en Fuengirola en la cima del Hotel El Puerto, un bar de una cadena llamada Sky Bar. Una conocida estuvo allí la semana pasada y nos dijo que era glorioso con vistas impresionantes de toda la costa. Preguntamos si también era un restaurante y ella dijo que sí. La zona del restaurante tiene sombrillas de lona, por lo que es muy agradable, explicó. Le preguntamos si era formal y ella dijo, no demasiado formal. Nos mostró fotos de una magnífica puesta de sol. Una piscina era visible. Ella dijo que sí, camina alrededor de la piscina para llegar al restaurante. Entonces, ahí es donde fuimos a comer.

Bueno, es un bar de la piscina. En el piso 10 de una torre separada del hotel de 16 pisos. La vista era agradable, pero no llegaba a las montañas en ninguna dirección. Había pocas mesas que podrían acomodar una comida real, así que le pregunté al camarero si había un restaurante posiblemente en una esquina. Oh, no, pero tenían un menú de bar si eso nos vendría bien. Podríamos conseguir pizzas, unos cuantos sándwiches, e incluso nachos. El lienzo apenas sombreaba la zona de asientos y, como el sol estaba bajando en el cielo, se veía directamente a través de la mesa. El personal era amable. Los nachos eran horribles, pero las pizzas preparadas eran sorprendentemente buenas, al igual que los sándwiches, incluso si todos se servían en cajas para llevar. Me preocupaba que fuésemos demasiado informales con nuestros pantalones cortos y camisetas, pero estábamos entre los pocos invitados completamente vestidos, por lo que decididamente no estábamos mal vestidos. Un buen lugar para tomar una copa. En el futuro, tomaremos las recomendaciones de nuestra conocida con un grano de sal (posiblemente en una margarita).

Walking to Sky Bar. Cuttlefish and sardines. / Caminando a Sky Bar. Sepia y sardinas.
Walking home. / Caminando a casa.

Easter Island African Elephants / Isla de Pascua Elefantes Africanos

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE LATELY BEEN stewing about the fact that when we planned our move to Spain back in 2010, we talked about all the European travel we could easily do. It’s been nearly eight years and we’ve done very little. Two trips to the United States every year for the first six years, and now one a year to visit The Kid Brother, use up the travel budget very quickly. We used to complain about having to stay with the Dowager Duchess instead of being able to stay in the heart of the city. Now that the Dowager Duchess is gone and we do get to stay in the heart of the city, we have to pay New York City prices for a hotel. Even a crummy hotel in the Dowager Duchess’s old neighborhood costs a small fortune.

We have, however, not only been to New York but to other parts of the United States; we’ve been to London for a fun and frigid few days; to northern and southern Norway; and to many cities and white villages in Spain. I also realized that we could do a day trip every day of the year and still not experience all the wonder that’s right here. So, never mind. Today, I went for an 8-km (5-mile) walk along the coast. What I saw satisfied my wanderlust — for another day.

.

ÚLTIMAMENTE, HE ESTADO pensando en el hecho de que cuando planeamos nuestro traslado a España en 2010, hablamos de todos los viajes europeos que podríamos hacer fácilmente. Han pasado casi ocho años y hemos hecho muy poco. Dos viajes a los Estados Unidos cada año durante los primeros seis años, y ahora uno por año para visitar El Hermanito, agotan el presupuesto de viaje muy rápidamente. Solíamos quejarnos de tener que quedarnos con La Duquesa Viuda en lugar de poder quedarnos en el corazón de la ciudad. Ahora que La Duquesa Viuda ya no está y podemos quedarnos en el corazón de la ciudad, tenemos que pagar los precios de la ciudad de Nueva York por un hotel. Incluso un hotel desagradable en el antiguo barrio de la duquesa viuda cuesta una pequeña fortuna.

Sin embargo, no solo hemos estado en Nueva York sino en otras partes de los Estados Unidos; hemos estado en Londres por unos días divertidos y fríos; al norte y sur de Noruega; y a muchas ciudades y pueblos blancos de España. También me di cuenta de que podíamos hacer un viaje de un día todos los días del año y aún no experimentar todas las maravillas que hay aquí. Así que no importa. Hoy, fui a dar un paseo de 8 km (5 millas) a lo largo de la costa. Lo que vi satisfizo mi pasión por los viajes — para otro día.

I don’t really know where this guy is from. He doesn’t look like anyone from Easter Island. But he greeted me halfway up the hill.
Realmente no sé de dónde es este hombre. No se parece a nadie de la Isla de Pascua. Pero me saludó a mitad de la colina
The African elephants are outside Holiday World Resort in Benalmádena.
Los elefantes africanos están fuera de Holiday World Resort en Benalmádena.

Kind of a Drag (Queen) / Una Especia de Drag (Queen)

La versión español está después de la versión inglés.

IN 2008, WHILE we were living in Las Vegas, we went with San Geraldo’s sister Linda, her husband Tom, and two cousins who were visiting from Norway to see Cirque du Soleil’s new production of “Love” (the Beatles). One of the songs performed was “Lady Madonna” and the character was costumed to appear about 6 months pregnant. After the show, when we were waiting at valet for our car, San Geraldo commented that the pregnant woman could really move.

I said, “Jerry, she’s not really pregnant. It’s a fake belly made of silicone.”

“It is not!” he insisted.

“Jerry, what are they going to do, hire a new six-months-pregnant dancer every month?”

And then Linda (remember, she IS his sister), the voice of reason (?), spoke up. “No, she really is pregnant. I have her picture in the program!”

You’ll understand why I thought of this when you read the story under the last photo in this series from Torremolinos Gay Pride 2019.

.

EN 2008, MIENTRAS vivíamos en Las Vegas, fuimos con Linda, una hermana de San Geraldo; su marido, Tom; y dos primas que estaban visitando desde Noruega para ver la nueva producción de “Love” (los Beatles) del Cirque du Soleil. Una de las canciones interpretadas fue “Lady Madonna” y el personaje estaba disfrazado para aparecer con aproximadamente 6 meses de embarazo. Después del espectáculo, cuando estábamos esperando nuestro coche, San Geraldo comentó que la mujer embarazada realmente podía moverse.

Le dije: “Jerry, ella no está realmente embarazada. Es un vientre falso hecho de silicona”.

“¡No lo es!” insistió.

“Jerry, ¿qué van a hacer, contratar a una bailarina embarazada de seis meses … cada mes?”

Y entonces Linda (recuerda, ella ES su hermana) — la voz de la razón (?) — habló. “No, ella realmente está embarazada. ¡Tengo la foto en el programa!”

Comprenderás por qué pensé en esto cuando leíste la historia en la última foto de esta serie de Torremolinos Gay Pride 2019.

“Jerry,” I told him, “those were not REAL BREASTS.” “But she was wearing PASTIES!” he argued.
“Jerry,” le dije, “esos no eran PECHOS REALES”. “¡Pero ella estába usando PEZONERAS!” argumentó él.

Jerry My Yeti / Jerry Mi Yeti

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO’S NORWEGIAN grandmother couldn’t pronounce the name Jerry. When she said his name it sounded more like Yeti (aka Bigfoot). He DOES have big feet. I’ve mentioned that before. He wears a size 49 (14-1/2 in the US). He normally asks the salesperson to bring out whatever they have in his size. If he’s lucky, they’ll have a pair or two. They’re usually unstylish or uncomfortable… or both.

We were in Málaga yesterday and discovered a shoe mega-store called Calzados Gody. I immediately asked a sales person if they had large sizes. “Of course!” she happily responded. We were in Bigfoot Heaven. Hundreds of shoes. Great styles. And all labeled “Available in 47–52.”

San Geraldo selected a pair. The salesman went to the stockroom, returning about 10 minutes later, and said, “We don’t have those, so I brought a similar style in your size.” Since the salesman had only brought the right shoe, we had to wait another 10 minutes for him to retrieve the left shoe only to decide they weren’t comfortable. I guess it cuts down on theft, but we felt like we were “waiting for the other shoe to drop.” (And it did.)

I pointed out other shoes more like the ones SG had selected. “Don’t you have any of these in his size?”

No, the salesman told me.

The store had a great selection, supposedly, of large sneakers. I asked another sales person if they had any sneakers in SG’s size. “All of them,” she proudly said.

San Geraldo selected two pairs of Nikes. She disappeared for 10 minutes and returned with two other sneakers (that he didn’t like) — so it didn’t matter that she only brought one shoe of each pair. Those were the only ones in his size, she said. After an hour, we left the store. ‘Empty footed.’ I didn’t even see Crocs in his size. Talk about false advertising!

LA ABUELA NORUEGA de San Geraldo no pudo pronunciar su nombre, Jerry. Cuando ella dijo su nombre, sonaba más como Yeti (también conocido como Bigfoot). El tiene pies grandes. Lo he mencionado antes. Lleva una talla 49 (14-1 / 2 en los Estados Unidos). Normalmente le pide al vendedor que saque lo que tenga en su tamaño. Si tiene suerte, tendrán un par o dos. Por lo general son unstylish o incómodos … o ambos.

Ayer estuvimos en Málaga y descubrimos una enorme zapatería llamada Calzados Gody. Inmediatamente le pregunté a una persona de ventas si tenían tamaños grandes. “¡Por supuesto!” ella respondió alegremente. Estábamos en el cielo de Pie Grande. Cientos de zapatos. Estilos geniales. Y todos etiquetados como “Disponible en 47–52 “.

San Geraldo seleccionó un par. El vendedor fue al almacén y regresó unos 10 minutos más tarde, y dijo: “No las tenemos, así que traje un estilo similar”. Como el vendedor solo había traído el zapato derecho, tuvimos que esperar otros 10 minutos para que él recuperara el zapato izquierdo solo para decidir que no estaban cómodos. Supongo que se reduce el robo, pero sentimos que estábamos “esperando que el otro zapato cayera”. (Y lo hizo.)

Señalé otros zapatos más como los que SG había seleccionado. “¿No tienes ninguno de estos en su tamaño?”

No, me dijo el vendedor.

La tienda tenía una gran selección, supuestamente, de zapatillas grandes. Le pregunté a otra persona de ventas si tenían zapatillas de deporte del tamaño de SG. “Todos ellos”, dijo con orgullo.

San Geraldo seleccionó dos pares de Nikes. Ella desapareció durante 10 minutos y regresó con dos otras zapatillas (que no le gustaban), por lo que no importaba que solo trajera un zapato de cada par. Esos eran los únicos en su tamaño, dijo ella. Después de una hora, salimos de la tienda. ‘Pies vacíos.’ Ni siquiera vi los Crocs en su tamaño. ¡Hablar de publicidad falsa!

OUR FRIEND ELENA IN 2014, TRYING TO REMAIN UPRIGHT IN SG’S SHOES. / NUESTRA AMIGA ELENA EN 2014, TRATANDO DE PERMANECER ERGUIDOS EN LAS ZAPATILLAS DE SG.

Kake Kage Caca Caga… Cake

La versión español está después de la versión inglés.

San Geraldo didn’t make his traditional Norwegian Kransekake (wreath cake) this Christmas. It’s a huge amount of work with inconsistent results. But it’s so delicious. I really missed it, so I went to a few of the local Scandinavian markets to see what I could find. I was sort of successful at one shop. Although they don’t carry the complete ring towers famous in Norway (they wouldn’t ship well), they do have small packages of the pastry (this one from Sweden and called “kage” instead of “kake”).

At €4.25 for four little pieces, it’s ridiculously expensive. But I thought I would splurge for today’s lunchtime dessert. You might remember that “kake” (pronounced “kah-kah”) in Norwegian means cake. And “caca” (or caga) in Spanish means poop. So, it surprises our Spanish friends when I tell them we love to eat many kinds of Norwegian kake.

As for today’s “Kransekage”: Well, it wasn’t PURE “caca,” but I won’t buy it again… even though it was dipped in chocolate.

Click here, here, and here to experience the history of kransekake at our house.

.

San Geraldo no hizo su tradiciónal kransekake (pastel de corona) de noruega ésta navidad. Es una gran cantidad de trabajo con resultados inconsistentes. Pero es tan delicioso. Realmente me lo perdí, así que fui a algunos de los mercados escandinavos locales para ver qué podía encontrar. Tuve algo de éxito en una tienda. Aunque no tienen las torres de anillo completas famosas en Noruega (no se enviarían bien), tienen paquetes pequeños de pastelería (este de Suecia y que se llama “kage” en lugar de “kake”).

A 4,25 € por cuatro piezas pequeñas, es ridículamente caro. Pero pensé que iba a derrochar el postre de hoy para el almuerzo. Tal vez recuerdes que “kake” (pronunciado “kah-kah”) en noruego significa pastel. Entonces, sorprende a nuestros amigos españoles cuando les digo que nos encanta comer muchos tipos de kake noruego.

En cuanto al “Kransekage” de hoy: Bueno, no fue “caca” PURA, pero no lo compraré de nuevo… a pesar de que fue sumergido en chocolate.

Haz clic aquí , aquí, y aquí para ver la historia de kransekake en nuestra casa.

I should have been suspicious when I saw they had hyphenated the product name! Who approved THAT design?!? (The “r” in the name makes it plural.) / ¡Debería haber sospechado cuando vi que tenían un guión con el nombre del producto! ¿¡¿Quién aprobó ESE diseño?!? (La “r” en el nombre lo hace plural.)