Yeah, I got it / Sí, lo recibí

La versión en español está después de la versión en inglés.

I SPOKE WITH THE KID Brother Tuesday night. He was in a great mood, which meant he was willing to stay on the phone while I talked “at” him for most of 25 minutes. Of course he didn’t volunteer any information. I had to ask. “So, Chuck, did you get the box of goodies I sent you?”

“Yeah, I got it.”

“Did you like it?”

“Yeah, it was good.”

“Great. Do you have anything left?” It had been delivered Friday.

“I got pretzels and other stuff.”

“Did I pick things that you like?”

“Yeah, it’s good.”

I told him how I found the website and where I had tried to shop initially. “I know you like cashews. Were those good ones?”

“Yeah, they were good.”

“Is there anything you didn’t like that I shouldn’t buy again?”

“No. It was all good…. And those bars!”

“Were they lemon or apple? I can’t remember.”

“Apple.”

“So you like those?”

“Yeah, those are good.” High praise indeed!

We ended the conversation with a riff on an Abbott and Costello routine. I said, “Have a good day at work tomorrow, Chuck.”

He said, “Whatsamattah, ya don’t wanna tell me today?”

I switched to Newyorkese, “Ahm tellin’ ya!”

He roared: “Well, I don’t know! Third base! And I don’t care!”

“What was that?” I asked.

He replied,“I said, I don’t care!”

“Oh, that’s our short stop.”

“Doh!!!”

HABLÉ CON EL HERMANITO EL el martes por la noche. Él estaba de muy buen humor, lo que significaba que estaba dispuesto a quedarse al teléfono mientras yo hablaba con él durante la mayor parte de los 25 minutos. Por supuesto que no ofreció ninguna información. Tuve que preguntar. “Entonces, Chuck, ¿recibiste el paquete de cuidado que te envié?”

“Si, lo recibí.”

“¿Te gustó?”

“Sí, estuvo bien”.

“Excelente. ¿Te queda algo?” Había sido entregado el viernes.

“Tengo pretzels y otras cosas”.

“¿Elegí cosas que te gustan?”

“Sí es bueno.”

Le conté cómo encontré el sitio web y dónde había intentado comprar inicialmente. “Sé que te gustan los anacardos. ¿Eran buenos esos?

“Sí, estaban bien”.

“¿Hay algo que no te gustó que no debería volver a comprar?”

“No. Todo estuvo bien … ¡Y esos bares!”

“¿Eran limón o manzana? No puedo recordar”.

“Manzana.”

“¿Así que te gustan esos?”

“Sí, esos son buenos”. ¡Un gran elogio en verdad!

Terminamos la conversación con un riff de una rutina de Abbott y Costello. Le dije: “Que tengas un buen día en el trabajo mañana, Chuck”.

Él dijo: “¿Cuál es el problema, no me quieres decir hoy?”

“¡Te lo digo!”

Rugió: “¡Bueno, no lo sé! ¡Tercera base! ¡Y no me importa!”

“¿Qué fue eso?” Yo pregunté.

Él respondió: “Dije, ¡no me importa!”

“Oh, esa es nuestra shortstop [campocorto?].

And he said, “¡¡¡Doh !!!”

Mira el video y lo entenderás

Throwing the ball to “Who.” Angel Stadium near Los Angeles, 2010.
Lanzar el béisbol a “Quién”. Estadio Angel, cerca de Los Angeles, 2010.
“Who” signed the ball.”
“Quien” firmó el béisbol.”
• THE CLOWNS, BROOKLYN, 1968. He was 8 and I was 14. I’m in a Nehru shirt and the Kid Brother is wearing my granny glasses. Sister Dale took the photo.
I just realized: At left in photo are two WWII Army blankets I found on the top shelf of my mother’s linen closet in 2007. They were covered in mildew, rotting, and smelly. I emptied the entire closet and washed every surface with bleach. My mother was in hospital at the time having been hit by a car. That was the beginning of several purges I did in her apartment over the next 9 years. Memories!
• LOS PAYASOS, BROOKLYN, 1968. Él tenía 8 años y yo 14. Llevo una camisa Nehru y esas son mis gafas de sol. Hermana Dale hizo la foto.
Me acabo de dar cuenta: a la izquierda en la foto hay dos mantas del ejército de la Segunda Guerra Mundial que encontré en el estante superior del armario de ropa blanca de mi madre en 2007. Estaban cubiertos de moho, podridos y malolientes. Vacié todo el armario y lavé todas las superficies con lejía. Mi madre estaba en el hospital en ese momento después de haber sido atropellada por un automóvil. Ese fue el comienzo de varias purgas que hice en su apartamento durante los siguientes 9 años. ¡Recuerdos!

.

Whoever Wins / Quien Gane

La versión español está después de la versión inglés.

THE SUPER BOWL is coming up Monday Sunday. That’s the annual championship game of American football. I know it’s coming up because The Kid Brother told me during our Tuesday phone call. Unlike me, he’s a fan.

He said, “Super Bowl’s comin’! I got San Francisco, wise guy!”

I asked, “Who are they playing?”

“What do you mean WHO? Who’s on First!” he snapped. (You’ll understand if you watch the video at the bottom).

I knew my friend Mary (in Kansas City) had been very excited about how well her team was doing this year. So I took a shot in the dark and asked, “Is San Francisco playing Kansas City?”

“That’s right, smart guy. I’ll bet you forty bucks! Forty buckaroos! Forty smackers, buddy!”

“Forty bucks?!? Who am I, Rockefeller?” I snorted. “I’m not betting you forty bucks! Make it a dollar and you’ve got a deal.”

“It’s a bet! And whoever wins … Is gonna win!”

“I couldn’t have said it better myself!”

“No, you couldn’t!” he agreed.

I wouldn’t bet him $40 because he can’t afford it. Although, I don’t know why I worry. He has never ever paid off a losing bet in his life. And he loves to bet. I, on the other hand, always pay. Besides, win or lose, I always end up giving him cash when I see him.

When I told him Kansas City was Mary’s team, he responded, “Well, I can’t do nuttin’ about dat!”

Today’s photos are from an American baseball game in 2011 when we lived 15 minutes from Anaheim Stadium — the Los Angeles Angels (of Anaheim) against the Seattle Mariners (our friend Judy’s team). Judy bought the Kid Brother an official baseball and got him down to the dugout for autographs from the players and coaches. It’s possibly his most treasured possession.

.

EL SUPER BOWL se acerca el lunes domingo. Ese es el campeonato anual de fútbol americano. Sé que se acerca porque El Hermanito me lo dijo durante nuestra llamada telefónica del martes. A diferencia de mí, él es un fanático.

Él dijo: “¡Viene el Super Bowl!” ¡Tengo San Francisco, sabio!”

Pregunté: “¿A quién juegan?”

“¿Qué quieres decir con QUIEN? ¡‘Quién’ está primero!” espetó. (Lo entenderás si miras el video en la parte inferior).

Yo sabía que mi amiga Mary (en Kansas City) había estado muy entusiasmada con lo bien que le estaba yendo a su equipo este año. Entonces tomé un tiro en la oscuridad y pregunté: “¿San Francisco está jugando a Kansas City?”

“Así es, bobo. ¡Te apuesto cuarenta dólares! Cuarenta buckaroos, amigo!”

“Cuarenta dólares?!? ¿Quién soy yo, Rockefeller?” resoplé. “¡No te apuesto cuarenta dólares! Hazlo un dólar y tendrás un trato”.

“¡Es una apuesta!” me dijo. “Y quien gane … ¡Va a ganar!”

“¡No podría haberlo dicho mejor!”

“¡Yo sé que no podrías!”

No le apostaría $40 porque no puede pagarlo. Aunque, no sé por qué me preocupo. Nunca ha pagado una apuesta perdedora en su vida. Y le encanta apostar. Yo, por otro lado, siempre pago. Además, gane o pierda, siempre termino dándole efectivo cuando lo veo.

Cuando le dije que Kansas City era el equipo de Mary, él respondió: “Bueno, ¡no puedo volverme loco con eso!”. Qué tipo.

Las fotos de hoy son de un juego de béisbol estadounidense en 2011 cuando vivíamos a 15 minutos del estadio de Anaheim, the Los Ángeles Angels contra the Seattle Mariners (el equipo de nuestra amiga Judy). Judy le compró a El Hermanito una pelota de béisbol oficial y lo llevó al refugio para obtener autógrafos de los jugadores y entrenadores. Es posiblemente su posesión más preciada.

.