Lockdown Day 10: The Toilet / Encierro Día 10: El Inodoro

La versión español está después de la versión inglés.

IT’S STILL RAINING. I sure hope the dreary weather doesn’t last as long as the lockdown, but it’s not looking very promising. The 10-day forecast indicates rain every day but one. This is the Costa del Sol (Coast of the Sun)! We do have moments of sunshine here and there most days, and that helps. As a matter of fact, there’s a bit of blue sky at this very moment. Never mind. It’s gone.

Today’s post takes us back to late January when I visited Malaga’s Museo Unicaja de Artes y Costumbres Populares (Unicaja Museum of Arts and Popular Customs). I shared the ceramics with you at that time (click here), but not much else. So, today, let’s all go to the toilet.

Have you ever seen a Cushy Tushy toilet seat? It’s padded. San Geraldo’s parents had one. It was covered in soft plastic. The plastic was cracked after years of being compressed by tushies of all sizes. The cracks pinched your tushy when you sat down. It was awful.

Anyway, the traditional one at the museum had a padded seat covered in leather. The original Cushy Tushy? Very classy. It also had constipation handles. Hold on tight and push! (OK, I made that up.) But I have to say, if that’s what I had to use at home, I’d always be constipated.

After the toilet — and with nowhere to wash my hands — I visited some other rooms, the charming courtyard, and, finally, the kitchen. The recreated rooms were a very small part of the museum, which shared examples of life and livelihoods in earlier times in Andalucía. Other than the toilet, the rooms didn’t much interest me. The rest of the museum did.

I just remembered, in the late ’60s, My Mother the Dowager Duchess had a carpet toilet seat cover in her and my father’s bathroom. It was shaggy and charcoal gray and matched the rug. It wasn’t around very long. I never sat on it.

After you click the images, don’t forget to wash your hands.

.

TODAVÍA ESTÁ LLOVIENDO. Espero que el clima triste no dure tanto como el cierre, pero no parece muy prometedor. El pronóstico de 10 días indica lluvia todos los días menos uno. ¡Esta es la Costa del Sol (Costa del Sol)! Tenemos momentos de sol aquí y allá la mayoría de los días, y eso ayuda. De hecho, hay un poco de cielo azul en este mismo momento. No importa. Se fue.

Mi blog de hoy nos lleva a fines de enero cuando visité el Museo Unicaja de Artes y Costumbres Populares de Málaga. Compartí la cerámica con vosotros en ese momento (haz clic aquí), pero no mucho más. Entonces, hoy, vamos todos al baño.

¿Alguna vez has visto un asiento de inodoro Cushy Tushy? Es acolchado. Los padres de San Geraldo tenían uno. Estaba cubierto de plástico blando. El plástico se rompió después de años de ser comprimido por traseros de todos los tamaños. Las grietas pellizcaron tu trasero cuando te sentaste. Fue horrible.

De todos modos, el tradicional en el museo tenía un asiento acolchado cubierto de cuero. El original Cushy Tushy? Muy elegante. También tenía asas de estreñimiento. ¡Agárrate fuerte y empuja! (OK, lo inventé). Pero tengo que decir que si eso es lo que tenía que usar en casa, siempre estaría estreñido.

Después del inidoro, y sin ningún lugar para lavarme las manos, visité otras habitaciones, el encantador patio y, finalmente, la cocina. Las salas recreadas eran una parte muy pequeña del museo, que compartía ejemplos de la vida y el sustento de épocas anteriores en Andalucía. Aparte del baño, las habitaciones no me interesaban demasiado. El resto del museo lo hizo.

Acabo de recordar, a finales de los años 60, que Mi Madre la Duquesa Viuda tenía una cubierta de asiento de inodoro alfombrado en el baño de ella y de mi padre. Era peludo y gris carbón y hacía juego con la alfombra. No fue por mucho tiempo. Nunca me senté en eso.

Después de hacer clic en las imágenes, no olvides lavarte las manos.

Lockdown Day 5: Getting Naked / Encierro Día 5: Desnudarse

La versión español está después de la versión inglés.

I RECEIVED EMAIL yesterday (two messages, actually) from someone who calls herself Emma. She wants to get naked with me. Apparently, she doesn’t know I’m in lockdown. Apparently, she doesn’t know much. Sorry, Emma. Even if it hadn’t been such bad timing, you’d still be blocked.

Speaking of getting naked: Today’s photos are from my father’s 35mm slides. The first photo wouldn’t get me into any trouble. I’ve included the second photo because I wanted you to see the 1950s-vintage wallpaper in our East New York (Brooklyn) bathroom. The photo is censored to avoid any controversy (and overexposure). It was NOT censored when I was 10 years old and my father, while reviewing his slide collection not long after we moved back to Brooklyn from Long Island, projected it on the living room wall for our family and two of my new and also 10-year-old friends. When I appeared in all my glory, my friends burst out laughing until My Mother the Dowager Duchess stunned them into silence by saying, “Oh, I remember when that photo was taken. Our neighbor Nettie had stopped by. She took one look and said, ‘Oy! He does his father such an honor!’” I wanted to die. Now I’d like to thank The Duchess for giving my juvenile reputation a boost.

.

AYER RECIBÍ UN correo electrónico (dos mensajes, en realidad) de alguien que se hace llamar Emma. Ella quiere desnudarse conmigo. Aparentemente, ella no sabe que estoy encerrado. Aparentemente, ella no sabe mucho. Lo siento, Emma. Incluso si no hubiera sido un mal momento, aún estarías bloqueado.

Hablando de desnudarme: Las fotos de hoy son de las diapositivas de 35 mm de mi padre. La primera foto no me metería en problemas. Incluí la segunda foto porque quería que vieras el papel tapiz vintage de los años 50 en nuestro baño del East New York (un barrio de Brooklyn). La foto está censurada para evitar cualquier controversia (y sobreexposición). NO fue censurada cuando tenía 10 años y mi padre, mientras revisaba su colección de diapositivas poco después de que nos mudáramos a Brooklyn desde Long Island, la proyecté en la pared de la sala para nuestra familia y dos de mis nuevos amigos, también de 10 años. Cuando aparecí en todo mi esplendor, mis amigos se echaron a reír hasta que Mi Madre La Duquesa Viuda, los aturdió en silencio al decir: “Oh, recuerdo cuándo se tomó esa foto. Nuestro vecino Nettie se había detenido. Ella echó un vistazo y dijo: “¡Oy! ¡Le hace un honor a su padre!’” Quería morir. Ahora me gustaría agradecer a La Duquesa por impulsar mi reputación juvenil.

Wednesday night at 8:30. Not a soul in sight. I could have taken out the trash naked!
Miércoles a las 8:30 de la noche. Ni un alma a la vista. ¡Podría haber estado desnudo para sacar la basura!