Well, Shut My Mouth! / Bueno, ¡Cierra Mi Boca!

La versión español está después de la versión inglés.

I’M SURE, GIVEN what’s going on in the world in recent days (months, years), many of you are feeling as disappointed as I am in our fellow members of the human race. Some days, it’s difficult to keep in mind the good people doing good things — if we are in fact fortunate enough to have decent lives surrounded by good people doing good things.

Often, when I’m on my walks, I’m so bitter that I find myself muttering under my breath when someone: Cuts me off; is rude; spits; fills the air with cigarette or, worse, cigar smoke; let’s their dog crap on the beach; is too loud; doesn’t acknowledge my greeting; picks the flowers; litters; talks loudly on their mobile phone; doesn’t pull up their pants… You get the idea. All they have to do is breathe.

I said I mutter under my breath, but I’ve noticed lately that I’m muttering in stage whispers. No one seems to have heard me yet, but it’s only a matter of time before I’m stopping in the middle of the pavement and yelling randomly at “YOU PEOPLE!!!” Obviously, these aren’t even the “you people” I’m truly angry with.

And my language has grown continually more offensive. My Mother the Dowager Duchess would not be pleased.

So, I’m trying hard to remain hopeful and kind despite … well just despite; let’s not go into detail. On my most recent walks, I haven’t muttered once. Whenever I feel the urge, I stop and take a picture of something beautiful. In the last three days, I’ve downloaded 741 photos. [Groan.]

What are you waiting for? Click the frickin’ images!

.

ESTOY SEGURO DE que, dado lo que está sucediendo en el mundo en los últimos días (meses, años), muchos de ustedes se sienten tan decepcionados como yo en los miembros de la raza humana. Algunos días, es difícil tener en cuenta a las personas buenas que hacen cosas buenas, si de hecho somos lo suficientemente afortunados de tener vidas decentes rodeadas de personas buenas que hacen cosas buenas.

A veces, cuando estoy caminando, estoy tan amargado que me encuentro murmurando por lo bajo cuando alguien: Me corta; es rudo; escupe llena el aire con tabaco o, peor aún, con humo de puros; dejemos que su perro cague en la playa; es demasiado ruidoso; no reconoce mi saludo; recoge las flores; tira basura; habla en voz alta en su móvil; no les levanta los pantalones … Ya entendiste. Todo lo que tienen que hacer es respirar.

Dije que murmuro por lo bajo, pero últimamente me di cuenta de que estoy murmurando en susurros. Parece que nadie me ha escuchado todavía, pero es solo cuestión de tiempo antes de que me detenga en medio del pavimento y grite al azar a ¡¡¡“USTEDES”!!! Obviamente, estos ni siquiera son los “ustedes” con quienes estoy realmente enojado.

Y mi lenguaje se ha vuelto continuamente más ofensivo. Mi Madre La Duquesa Viuda no estaría contenta.

Entonces, estoy tratando de mantener la paciencia y la amabilidad a pesar de … bueno, a pesar de; no entremos en detalles. En mis caminatas más recientes, no he murmurado ni una vez. Cada vez que siento la necesidad, me detengo y tomo una foto de algo hermoso. En los últimos tres días, he descargado 741 fotos. [Uf.]

¿Que estas esperando? ¡Haz clic en las malditas imágenes!

Puss in Bossy Pants / Gato con Pantalones de Mandón

I’VE BEEN OBSESSED with my driving school practice exams because I plan to soon take — and pass — the written test. I haven’t been paying attention to much else. I go out every day for morning coffee where I do two online crossword puzzles, blog, and socialize. Then I walk and stretch, and try to minimize the discomfort from my sciatica. (Enough about that!) Then lunch. Then the driving school. Then errands and whatever else. Oh, yeah, I’ve got a melanoma on my side to be removed Thursday. But it appears to be nothing and it doesn’t have me as preoccupied as my Spanish drivers license. Dudo and Moose continue to be sweet and annoying. Dudo has basically come out of his winter hibernation. After spending most of the past several months in front of the space heater in San Geraldo’s office, he is now once again following me everywhere, placing his toys at my feet, and demanding my attention. The only time he gives me a break is when he’s bossing around San Geraldo or monitoring drain holes on the terrace and in the front hall for wayward birds… or when he gives up and takes a solo siesta. He prefers my company. There’s no accounting for taste.

.

HE ESTADO OBSESIONADO con los exámenes de practica de la auto escuela porque planeo tomar pronto el teórico. No he estado prestando atención a mucho más. Salgo todos los días a tomar un café por la mañana, donde hago dos crucigramas en línea, blog, y socializo. Luego camino y me estiro, y trato de minimizar la incomodidad de mi ciática. (He dicho suficiente sobre eso!) Luego el almuerzo. Luego la auto escuela. Luego recados y lo que sea. Oh, sí, tengo un melanoma de mi lado para ser eliminado el jueves. Pero parece que no es nada y no me tiene tan preocupado como mi licencia de conducir española. Dudo y Moose sigue siendo dulce y molesto. Dudo que básicamente hayas salido de su hibernación de invierno. Después de pasar la mayor parte de los últimos meses frente al calentador de espacio en la oficina de San Geraldo, ahora me está siguiendo de nuevo por todas partes, poniendo sus juguetes a mis pies, y reclama mi atención. La única vez que me da un descanso es cuando cuando está al mando de San Geraldo o monitoreando los agujeros de drenaje en la terraza y en el vestíbulo para ver si hay pájaros errantes … o cuando se da por vencido y toma una siesta sola. Él prefiere mi compañía. No hay contabilidad para el gusto.

For the Birds / Para los Pájaros

I think I’m suffering the post-holiday blues. Given my life with clinical depression, I suffered the pre-holiday blues and the mid-holiday blues, as well. But, these past couple of days have been a bit worse than the rest.

Dudo and Moose don’t care. As long as there are birds to watch (and a drain hole to monitor). I wish I could be more like them.

Come to think of it, never mind. Although they both know how to chill, they can be even more anxiety prone than I. The sound of the door bell sends them scurrying into the closet. Nothing could make me scurry into the closet. Nothing.

Creo que estoy sufriendo la melancolia después de las fiestas. Dada mi vida con depresión clínica, también sufrí la melancolia previos a las fiestas y durante las fiestas. Pero, estos últimos días han sido un poco peores que el resto.

A Dudo y Moose no les importa. Mientras haya pájaros para observar (y un agujero de drenaje para monitorear). Desearía poder ser más como ellos.

Ahora que lo pienso, no importa. Aunque los dos saben cómo relajarse, pueden ser incluso más propensos a la ansiedad que yo. El sonido del timbre de la puerta los hace correr hacia el armario. Nada podría hacerme salir corriendo hacia el armario. Nada.

Dudo (bottom) and Moose and, the three photos below, just Dudo. / Dudo (abajo) y Moose y, las tres fotos de abajo, solamente Dudo.
I waved to Dudo from the street. He perked up and met me at the door; because I didn’t ring the bell. / Saludé a Dudo desde la calle. Se animó y me recibió en la puerta; porque no toqué el timbre.
Moose chills. / Moose se relaja.