Jerks and jackhammers / Cretinos y martillos neumáticos

La versión en español está después de la versión en inglés.

DESPITE MY MOOD I MANAGED to get out for a walk yesterday morning. It was a sunny summer-like day with people on the beach and in the water. I saw more people without masks or wearing them down around their chins than I’ve ever seen here. Couples strolled by with masks wrapped around their arms. Did they not get the memo?!?

Masks have been a requirement for months. My understanding of our most recent regulations is that you must now wear a mask even when exercising. That’s always made sense to me. I’ve been “sprayed” twice by runners panting past me unmasked. The second time was yesterday and so infuriated me that I left the Paseo and wound my way home on the less traveled side streets. If we have to go back into lockdown, these jerks will blame the government.

Speaking of jerks, The Kid Brother is wondering why the almost-former president of the United States was being such a big one. Oh, he received another postcard. He was delighted. “I got a postcard,” he told me when I asked if he had received any mail. “From me?” “No.” “Susan?” “No.” “Can you read the name?” “No.” I then spelled the names of everyone I know has sent him a card. “No. No. No. No.” “You know who it’s from!!!” he finally snapped. “From David?” “Yeah!” (Remember when he said he didn’t know the name?) He said it was a picture of a woman but “not from these days” and he thought it was “a really good card.” Thanks, David Travel Penguin! You are a kind soul.

The work continues at Plaza San Rafael (click here if you haven’t been keeping up). We’re glad we don’t live directly on the plaza. For three weeks now the jackhammer has been pounding from 8 in the morning until at least 6 in the evening. But, while that continues, the new construction is well under way.

I had been recently thinking how much Dudo adores us. He spends every minute in bed with one or both of us and can’t get close enough. Well, San Geraldo rolled out the space heater in his office for these cold 65F (18C) autumn evenings and Dudo has been planted on SG’s office chair ever since. He’s not adoring; he’s cold (well, maybe a little adoring).

.

A PESAR DE MI ESTADO de ánimo, logré salir a caminar ayer por la mañana. Era un día soleado como de verano con gente en la playa y en el agua. Vi a más personas sin máscaras o vistiéndolas alrededor de la barbilla de las que he visto aquí. Parejas paseaban con máscaras envueltas alrededor de sus brazos. ¿¡¿No recibieron el memo?!?

Las mascarillas son un requisito desde hace meses. Tengo entendido que nuestras regulaciones más recientes es que debe usar una mascarilla incluso cuando hace ejercicio. Eso siempre ha tenido sentido para mí. Me han “rociado” dos veces los corredores que pasan jadeando sin mascarilla. La segunda vez fue ayer y me enfureció tanto que dejé el Paseo y me dirigí a casa por las calles laterales menos transitadas. Si tenemos que volver al encierro, estos cretinos culparán al gobierno.

Hablando de cretinos, El Hermanito se pregunta por qué el casi-ex-presidente de los Estados Unidos estaba siendo uno tan grande. Oh, recibió otra postal. Estaba encantado. “Recibí una postal”, me dijo cuando le pregunté si había recibido algún correo. “¿De mi parte?” “No.” “¿De Susan?” “No.” “¿Puedes leer el nombre?” “No.” Luego escribí los nombres de todas las personas que conozco que le enviaron una tarjeta. “No. No no no.” “¡Sabes de quién es!” finalmente espetó. “¿De David?” “¡Si!” ¿Recuerdas cuando dijo que no sabía el nombre? Dijo que era una tarjeta de una mujer pero que “no de estos días” y pensó que era “un posta realmente buena”. ¡Gracias, David Travel Penguin! Eres un alma amable.

El trabajo continúa en la Plaza San Rafael (haz clic aquí si no te has mantenido al día). Nos alegra no vivir directamente en la plaza. Durante tres semanas, el martillo neumático ha estado golpeando desde las 8 hasta al menos las 18:00. Pero, mientras eso continúa, la nueva construcción está muy avanzada.

Recientemente había estado pensando cuánto nos adora Dudo. Pasa cada minuto en la cama con uno o ambos y no puede acercarse lo suficiente. Bueno, San Geraldo instaló el calentador de espacio en su oficina para estas frías tardes de otoño de 18C (65F) y Dudo se ha plantado en la silla de oficina de SG desde entonces. Él no está adorando; tiene frío (bueno, tal vez un poco adorando).

San Geraldo’s most recent take on the traditional Spanish tortilla. Made with leftovers.
La versión más reciente de San Geraldo de la tradicional tortilla española. Elaborado con sobras.
A street cleaner pedaling the Paseo.
Un barrendero pedaleando por el Paseo.
Although she forgot to wear pants, she and her friends all remembered to wear masks. (Everyone who passed took a picture. I don’t think it was because of their masks.)
Aunque olvidó usar pantalones, ella y sus amigas recordaron usar mascarillas. (Todos los que pasaron hicieron una foto. No creo que fuera por sus mascarillas.)
Moose watching the crag martins get settled last night.
Moose viendo cómo se instalaban los roqueros anoche.
The remainder of the base that supported the statue of the false saint is being jackhammered to bits.
El resto de la base que sostenía la estatua del falso santo está siendo destrozada.
Four egrets in flight at sunrise today.
Cuatro garcetas en vuelo al amanecer de hoy.

Duchess in DC / Duquesa en DC

La versión en español está después de la versión en inglés.

WHILE OBSESSING ABOUT THE GOINGS on in Washington D.C. and around the United States, I came across this photo of My Mother the Dowager Duchess, Labor Day Weekend, September 1947, when she was 20 years old. She was in Washington D.C. with one of her sisters and some friends the month before she and my father were married. She’s sitting beside the reflecting pool with the Lincoln Memorial in the background. The Orange Anus was only a year old at the time, but he was already perfecting his tantrums.

.

MIENTRAS ESTABA OBSESIONADO CON LO que sucede en Washington D.C. y en los Estados Unidos, me encontré con esta foto de Mi Madre La Duquesa Viuda, el fin de semana del Día del Trabajo (Labor Day), septiembre de 1947, cuando ella tenía 20 años. Estuvo en Washington D.C. con una de sus hermanas y algunas amigas el mes antes de que ella y mi padre se casaran. Ella está sentada junto a la piscina reflectante con el Monumento a Lincoln al fondo. El ano naranja solo tenía un año en ese momento, pero ya estaba perfeccionando sus rabietas.

Rise up / Levántate

La versión en español está después de la versión en inglés.

IT RAINED. MOSTLY OVERNIGHT, SO I don’t have any photos. But the air is fresh and the sun is shining and, to me, everything is filled with promise.

San Geraldo and I went to bed yesterday afternoon to have a siesta because we could no longer face the reports of the American election. We awoke to a call from SG’s sister Linda to tell us things were looking up. And they are. I would hate to be the government that inherits what this administration has destroyed over the last four years. But I only have hope for the country if the orange menace is out of office. A bonus would be to see him in jail and his family forced to pay back all they’ve stolen.

But I don’t write a political blog. So, the top photo is my view as I walked on the beach at 11:15 on my way to meet Jesica for coffee and English lessons — and wonderful conversation. During these unsettling times, Jesica makes my weeks so much better. Below is this morning’s Fuengirola fashion, which is followed by what it looked like from the beach two hours later when I returned home.

My back is all better. My sciatica is acting up just a bit as a result of my inactivity. But I am able to do my usual stretches again, and I’m about to go for a walk. Things can change so quickly.

.

LLOVIÓ. PRINCIPALMENTE DURANTE LA NOCHE, así que no tengo fotos. Pero el aire es fresco y el sol brilla y, para mí, todo está lleno de promesas.

San Geraldo y yo nos acostamos ayer por la tarde para hacer la siesta porque ya no podíamos enfrentar los informes de las elecciones estadounidenses. Nos despertamos con una llamada de la hermana de SG, Linda, para decirnos que las cosas estaban mejorando. Y estan. Odiaría ser el gobierno que hereda lo que esta administración ha destruido durante los últimos cuatro años. Pero solo tengo esperanza si la amenaza naranja está fuera de servicio. Una ventaja sería verlo en la cárcel y obligar a su familia a devolver todo lo que han robado.

Pero no escribo un blog político. Entonces, la foto superior es mi vista mientras caminaba por la playa a las 11:15 de camino a encontrarme con Jesica para tomar café y lecciones de inglés, y una conversación maravillosa. Durante estos tiempos inquietantes, Jesica hace que mis semanas sean mucho mejores. A continuación se muestra la moda de Fuengirola de esta mañana, a la que sigue el aspecto que tenía desde la playa dos horas después cuando volví a casa.

Mi espalda está completamente mejor. Mi ciática está actuando un poco como resultado de mi inactividad. Pero puedo volver a hacer mis estiramientos habituales y estoy a punto de salir a caminar. Las cosas pueden cambiar muy rápido.

I love the socks. / Me encanta los calcetines.

Y me levantaré 
Alto como las olas 
Me levantaré 
A pesar del dolor 
Me levantaré 
Y lo haré mil veces otra vez

Peacock and banana palm / Pavo real y palmera plátano

La versión en español está después de la versión en inglés.

WE HAD ROUGH SEAS FOR a couple of days with yellow flags flying. Late Tuesday afternoon while I was out walking, the flags were changed to red and lifeguards called random swimmers back in. Only the surfers remained. In one direction the sky was cloudy and blue. In the other, it looked threatening, but nothing came of it except the rough seas.

By Wednesday morning it was back to yellow flags and a late morning walk for me. I came upon a fruit-bearing banana palm on the beach. I wonder how long that will last before someone picks them.

My sciatica isn’t going away quietly; well, that’s not true. Although I’m still aware of it, I’m no longer moaning and whinging when I make a move. So things around here are much more quiet. I’m back to happily (as opposed to painfully) working out and stretching.

To add to my happiness today, Isabel has been here and the apartment is immaculate; she has joined Toastmasters and practiced her first presentation with me (beautifully written and presented — an inspiration); we have a dinner out this evening with friends Tynan and Elena; and adorable Maria is back in town for a few days from Madrid with her parents (click here). I’m sending my mail-in ballot tomorrow morning for President Biden and Vice President Harris, and I’m hoping I’ll live to see a better world.

.

TUVIMOS MAREJADA DURANTE UNO DÍAS días con banderas amarillas ondeando. A última hora de la tarde del martes, mientras caminaba, las banderas se cambiaron a rojas y los salvavidas llamaron nadadores al azar. Solo quedaron los surfistas. En una dirección el cielo estaba nublado y azul. En el otro, parecía amenazador, pero nada salió de él excepto el mar embravecido.

El miércoles por la mañana había vuelto a las banderas amarillas y una caminata matutina para mí. Me encontré con una palmera de plátano frutal en la playa. Me pregunto cuánto tiempo durará antes de que alguien los recoja.

Mi ciática no desaparece silenciosamente; bueno, eso no es cierto. Aunque todavía soy consciente de ello, ya no me quejo ni me quejo cuando hago un movimiento. Así que las cosas por aquí están mucho más tranquilas. He vuelto a hacer ejercicio y estirarme felizmente (en lugar de dolorosamente).

Para agregar a mi felicidad hoy, Isabel ha estado aquí y el piso está inmaculado; se ha unido a Toastmasters y practicó su primera presentación conmigo (bellamente escrita y presentada — una inspiración); tenemos una cena esta noche con los amigos Tynan y Elena; y la adorable María vuelve a la ciudad por unos días desde Madrid con sus padres (haz clic aquí). Mañana por la mañana enviaré mi boleta electoral por correo para el presidente Biden y la vicepresidente Harris, y espero vivir para ver un mundo mejor.

After her 6-hour drive.
Después de su viaje de 6 horas.

.

.

Tuesday afternoon, Tuesday evening, and today.
El martes por la tarde y más tarde, y hoy.